La alemana Bosch fabricó su sistema ESP número 100 millones

Hace 19 años, la marca sacó al mercado, en el Mercedes-Benz Clase S, el control electrónico de estabilidad ESP, conformado por una unidad de control electrónico y sensores basados en el sistema ABS.

Redacción Motor

03:03 p.m. 28 de marzo del 2014

Debido a que en el mercado automotor europeo se exige este sistema vaya de serie en los vehículos de nueva homologación, la producción del ESP aumentó considerablemente en los últimos cuatro años, pues apenas entre 1995 y 2010 se habían fabricado 50 millones de controles electrónicos de estabilidad y desde ese año a la fecha, se completaron los cien millones de unidades fabricadas.

Sin embargo en otros mercados importantes del mundo, la implementación del sistema no ha tenido el auge que hubo en el viejo continente, por ejemplo en China solamente el 25 por ciento de la industria automotriz lo aplica y en otros lugares como Japón, Israel, Australia, Corea del Sur, Rusia y Turquía, aún no es obligatoria la disposición del ESP.

Actualmente el sistema de control electrónico de estabilidad creado por Bosch, está vigente en su novena generación y cada vez se ha hecho más sencillo este dispositivo, con el cual se ha logrado reducir abismalmente la accidentalidad. Un claro ejemple es Alemania, en donde se estima que sólo durante 2011 habría salvado unas 540 vidas.

Además, según Bosch, el 80 por ciento de accidentes con derrape han salido bien librados, gracias a esta tecnología. Es así como ahora, el ESP hace también parte esencial de los nuevos sistemas de conducción autónoma que están desarrollando diferentes fabricantes.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.