'Aterrizó' la renovación del vehículo más grande del mundo

Sus dimensiones son apabullantes pues mide 39.92 metros de largo, 34.41 de ancho, 7.91 metros de altura y pesa 2.750 toneladas. Su nombre es B-52 y su oficio era 'cargar' vehículos espaciales.

Redacción Motor

09:02 p.m. 12 de septiembre del 2012

El vehículo más grande del planeta pertenece a la NASA, se construyó hace más de 50 años y sirve para cargar las 'naves' espaciales hacia las plataformas de lanzamiento y durante todas estas décadas cumplió su misión sin fallos.

Por esta razón, la agencia espacial anunció que llegó el momento de poner a tono este 'mamut' del pavimento que fabricó en 1960 y al que denominó B-52, aunque fueron bautizados como Hans y Franz, cuando se hallaba en pleno apogeo la carrera espacial entre la Unión Soviética y Estados Unidos.

Por esa razón, el B-52 (homónimo del bombardero) tuvo unas proporciones desmesuradas pues mide 39.92 metros de largo, 34.41 de ancho, 7.91 metros de altura y pesa 2.750 toneladas. Está montado sobre dos orugas que integran cada una 456 eslabones de 2.28 metros de largo, 0.45 de alto y 1.1 toneladas.

El B-52 fue el vehículo encargado de llevar en su gran zona de carga a los transbordadores y otros vehículos espaciales, cuyo peso rondaba las 7.000 toneladas en un recorrido que iba desde el Edificio de Ensamblaje de Vehículos hacia el Complejo de Lanzamiento 38, en el Centro Espacial Kennedy.

Despega la renovación
La principal intervención será en la parte mecánica pues se reemplazan sus motores de transferencia y las orugas por unas piezas que le den mayor capacidad de carga.

Así, tendrá dos nuevos motores Cummins, que sustituyen a los Alco V16 de 2.750 caballos, para alimentar a cuatro generadores de 1.341 unidades de potencia cada uno que a su vez mueven 16 propulsores de tracción que impulsan las orugas. Estas últimas también serán sustituidas para aumentar la capacidad de carga a 9.000 toneladas.

Otros cambios menores incluyen un nuevo sistema de control eléctrico, la actualización del controlador lógico programable, un actualizado panel de instrumentos y nuevas válvulas hidráulicas.

Ahora, estos dos vehículos serán los encargados de transportar las 'vehículos espaciales' del Space Launch Sytem (SLS), un programa de lanzamiento futuro con nuevos cohetes que arrancará en 2017.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.