Audi le pone notas musicales a sus motores eléctricos con el sistema e-sound

Audi trabaja en un nuevo sistema de sonido para sus carros eléctricos con el que pretende que los peatones puedan oírlos cuando circulan en entornos urbanos y así reducir los accidentes.

Redacción Motor

04:35 p.m. 12 de abril del 2012

Desde su creación, los vehículos eléctricos han estado sujetos a una serie de cambios y modificaciones para su completo y satisfactorio rendimiento. En este momento, uno de las inquietudes que aqueja a los fabricantes y gente del común es la ausencia de ruido en los motores 'verdes' de cara a los peatones.

Ese silencio que produce el motor eléctrico a diferencia del tradicional 'rugido' de combustión es, probablemente, el problema más fácil de solucionar según el estudio que adelanta Audi por estos días.

La firma alemana está desarrollando el sistema de sonidos, Audi e-sound que incorporara a sus silenciosos vehículos eléctricos, para ser percibidos por los peatones de las zonas urbanas y alimentar la adrenalina que produce tal sonido en los conductores.

Diseñar la 'música' de un motor no debe ser una tarea fácil, las bajas frecuencias sugieren poderío, y las de rango medio transmiten deportividad, y es así como la marca pretende establecer una experiencia única al momento de conducir un eléctrico.

El desarrollo de sonidos que emulan los generados por los motores de combustión, son desarrollados mediante el uso de sintetizadores, es decir que, una unidad de control produce el sonido en base a las señales de velocidad, carga, régimen de giro del motor y el sonido generado para cada situación se emite mediante un altavoz que es recibido por un software especial que combina, evalúa y mezcla los tonos.

Depende de la velocidad, si se va despacio o rápido, el e-sound es capaz de emular el sonido que puede separar las frecuencias más graves y las medias-altas, donde se traducen la potencia y el régimen de giro de un motor de combustión. Al final, se obtiene un resultado parecido al de la reproducción de un disco de música, pero en constante cambio según las circunstancias.

En cuanto al aparato de reproducción, se trata de un altavoz de 40 vatios de potencia máxima que va anclado al chasis, y que utiliza la propia carrocería del vehículo como caja de resonancia.

En una utilización normal, este altavoz nunca trabajaría más allá de los 8 vatios. Al fin y al cabo, esa potencia es suficiente para que transeúntes puedan percibir que se aproxima un eléctrico.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.