Avión impulsado por energía solar realizó su primer vuelo intercontinental de Europa a África

Este avión denominado Solar Impulse logró volar 19 horas desde España hasta Marruecos a una velocidad de 60 kph. Tiene 4 motores eléctricos alimentados por 12 mil fotoceldas ubicadas en las alas.

Redacción Motor

05:19 a.m. 06 de junio del 2012

Ver galería de fotos de este avión solar

Cumpliendo con su primer vuelo intercontinental, el avión solar 'Solar Impulse' despegó desde Madrid y aterrizó en Marruecos luego de 19 horas ininterrumpidas de vuelo, impulsado exclusivamente por energía que recogieron 12 mil células fotovoltáicas que recubren sus inmensas alas.

El 'Solar Impulse' es el primer avión de la historia en volar de día y de noche sin necesidad de ningún tipo de carburante y la energía acumulada le alcanzó para llegar al aeropuerto de Rabat. 

La aeronave tiene unas dimensiones equivalentes a las de un Airbus A340, con 63 metros que separan los extremos de sus alas, 21,85 metros de largo, 6,40 metros de alto y un peso de 1.600 kilos.

Este vuelo es el más largo de los que ha realizado este prototipo  después de que el año pasado efectuara su primer vuelo de noche y que consiguiera enlazar sin escalas Suiza con Bruselas para retornar luego por París.

Según su piloto y fundador del proyecto, el suizo Bertrand Piccard, la nave fue construida en fibra de carbono y es impulsado por cuatro motores eléctricos, alimentados por las fotoceldas que están ubicadas en la parte alta de las alas, y que ofrecen una potencia de 10 caballos cada uno.

La energía que se recoge es de 250 W/m2 y es almacenada en unas baterías de polímeros de ion-litio consistentes en 70 acumuladores y un sistema de control de carga y temperatura que se conduce la energía a los dos motores que están situados muy próximos a la cabina y los otros dos que se encuentran en mitad de sus alas.

Con estos cuatro propulsores y con el uso de las corrientes de aire, el enorme ultraligero es capaz de alcanzar una velocidad promedio de 70 kph, teniendo como velocidad de despegue 35 kilómetros por hora.

El 'Solar impulse' tiene la cabina despresurizada, lo que obliga a los pilotos a usar una máscara de oxígeno y un traje especial para ser capaces de aguantar las bajas temperaturas y una altura máxima de 8.500 metros. Aún así, su dueño ya se las ha arreglado para obtener tres récords mundiales entre los cuales se encuentra el de mayor altura absoluta y el de duración del vuelo con 26 horas, 10 minutos y 19 segundos.

De igual manera, Piccard dejó claro en sus declaraciones que no tiene como finalidad ofrecer una alternativa al transporte aéreo, sino a la vida cotidiana de las personas. "Nuestro objetivo no es revolucionar el tráfico aéreo, sino la mentalidad de la gente en lo referente a las energías renovables y tecnologías limpias: todas las tecnologías que están en este avión pueden utilizarse en la vida de todos los días, en los coches, las casas, calefacciones y aires acondicionados", subrayó.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.