El Blow Car, un carro cuya carrocería se sostiene a base de aire

La novedad de este prototipo está en la arquitectura que sustenta su carrocería, pues tiene paneles que se construyeron con cauchos de alta tecnología y solo necesita de aire para 'armarse'.

Redacción Motor

08:56 p.m. 25 de enero del 2012

El arquitecto y diseñador del Blow Car, el italiano Dario Di Camillo, presentó el Blow Car como uno de los inventos que revolucionará el mercado, ya que sus piezas fueron construidas a partir de compuestos de goma con aire en su interior.

Fuera de lo innovador de este nuevo vehículo, el aporte en materia de seguridad es bastante amplio, gracias a que los paneles de caucho inflado, material utilizado para su fabricación, es muy ligero, económico y rígido y con una mayor capacidad para recibir impactos que cualquier otra materia prima utilizada en la industria automotriz.

Económico y ecológico

Otro aspecto favorable es que la comercialización del aire no traerá mayores inconvenientes, así que una de las mayores ventajas de este hipotético modelo, si llegara a las líneas de producción, sería su precio. Según sus creadores, se podría llegar a vender en más de 30 millones de pesos antes de impuestos.

El uso del aire como principal elemento de la carrocería también está en la base de otra de las ventajas del Blow Car, ya que al disminuir sustancialmente el peso total del vehículo se reduciría el consumo de energía necesaria para ponerlo en marcha y mantenerlo rodando. Según sus creadores, gastaría hasta un 30 por ciento menos que un carro convencional de características similares.

Para acentuar su carácter ecológico, el carro inflable se produciría también con tres motores distintos: un motor de combustión convencional, una versión híbrida y uno eléctrico.

En cuanto a su carrocería, también se podría elegir entre una versión corta, de 2,7 metros de longitud y con capacidad para dos personas, y una versión larga, con tres metros de longitud y con disponibilidad para cuatro asientos.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.