BMW le apuesta al uso de polímeros reforzados con fibra de carbono en carrocerías completas

La alemana se asoció con SGL Group, dedicada a construir piezas en fibra de carbono, y planea una incursión para que el CFRP sea un elemento que protagonice la producción de carrocerías y chasises.

Redacción Motor

03:37 p.m. 11 de abril del 2014

Uno de los principales problemas de usar fibra de carbono es su precio. No obstante, BMW ha avanzado bastante para aumentar la presencia del este polímero en sus modelos, poniéndose un plazo máximo de dos años, con un reto que SGL avaló, de reducción de los costos asociados.

El rol de SGL Group es muy importante en el sector automotor y ahora ambas compañías están enfocadas a ‘popularizar’ el uso de la fibra de carbono en más modelos de BMW, teniendo como punto de partida el excelente trabajo que hicieron ambas con los BMW i3 e i8.

La idea es que el proceso se optimice la fabricación tanto como para que, según SGL Group, los costos se vean reducidos hasta en un 70 por ciento.

Actualmente SGL Group y BMW tienen a la fecha una producción fijada de 3.000 toneladas de CFRP al año, pero aspiran llegar hasta las 6.000 toneladas anuales, lo que supone dar alas al proceso productivo y hacer algunos cambios para reducir drásticamente los costos mismos.

DATO
El BMW i3 es el primer vehículo en salir al mercado con una estructura CFRP producida en serie para un vehículo ‘económico’, seguido por el BMW i8 que además tiene elementos elementos en Aluminio.

BMW posee un 18,4 por ciento de SGL Group de forma directa y un 28 por ciento a través de la familia Quandt, propietaria a su vez de un 48 por ciento de BMW Group.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.