Las 500 millas de Indianápolis llegan a su edición 100

La pista más importante y clásica recibe por centésima vez la carrera creada en 1911 para impulsar el desarrollo de la industria automotriz en Indiana

Revista Motor

05:24 p.m. 17 de mayo del 2016
50.000 millas de Indy

50.000 millas de Indy

La prueba es el certamen deportivo más grande del mundo en un solo día, con la asistencia de unos 300.000 espectadores, 250.000 de ellos en sillas numeradas.

50.000 millas de Indy

El 30 de mayo de 1911, Ray Harroun, en un Marmon con motor de 9.800 cm3, ganó las primeras 500 ante ¡80.000 personas!.

50.000 millas de Indy

Su auto fue el primero que usó un espejo retrovisor. Gastó 6 horas y 42 minutos largos para cubrir la distancia a un promedio de 120,04 kph

El próximo 29 de mayo se corre la edición 100 de las 500 Millas de Indianápolis, la carrera con más tradición y antigüedad del mundo. El óvalo de 2,5 millas de longitud, con muy pocos peraltes en sus cuatro curvas (9 grados y 12 minutos), se levantó en 1909 por la iniciativa del rico y visionario empresario Carl G. Fisher, quien consideró que la región necesitaba una pista de pruebas para los autos y componentes que se fabricaban en la zona y no tenían forma de validar sus características ni alcances. Se asoció con James A. Allison, Arthur Newby y Frank W. Wheeler para montar este colosal proyecto.

Como es imposible resumir en este espacio semejante archivo, que pueden ampliar a su gusto en internet, les citamos algunos tópicos conmemorativos de esta efemérides:

- Rigurosamente, el centenario de la carrera no suma 50.000 millas de competencia, pues la prueba de 1916 fue a 300 millas, por lo cual este es el aniversario 99 de las 500.

- El circuito se abrió en 1909 y la primera competencia de 500 Millas fue en 1911. La carrera no se hizo entre 1942 y 1945 por la segunda Guerra Mundial.

50.000 millas de Indy

.

- Los pilotos más ganadores: A.J. Foyt, Al Unser y Rick Mears, todos de Estados Unidos, con 4 victorias.

- El equipo Penske, en el cual corre Montoya, la ha logrado 16 veces.

-El motor Offenhauser derivado, del que usaba el Ford Modelo T, ganó 27 veces, hasta 1976. Actualmente corren con motores Honda o Chevrolet, V6 de 2.2 litros turbocargados, que consumen metanol y generan cerca de 700 caballos. El chasís es común, hecho por el italiano Dallara.

50.000 millas de Indy

.

- Récords colombianos: Montoya en el 2000, es uno de los 8 pilotos ganadores como novatos y quien más vueltas punteó en esa condición (167 de 200), a los 24 años. Guerrero, el primero en girar a más de 230 millas (368 kph) en 1992. La victoria más espaciada es la de Montoya en 2015, 15 años después de su debut.

- Solo un piloto, el inglés Graham Hill, ha conseguido la triple corona (Indy, Mónaco y Le Mans). Montoya podría lograrlo si corre y gana las 24 Horas.

50.000 millas de Indy

.

- En 1936, aparecen el trofeo Borg Warner y la leche que toma el ganador en el podio, luego de que Louis Meyer la pidió para celebrar, pero se abandonó la costumbre hasta 1956, cuando una empresa lechera decidió patrocinar la ceremonia. Desde 1919, solo pueden salir 33 autos debido a que se exigen 120 metros de pista por vehículo.

- Indy 500 se conoce -y es- como el mayor espectáculo de carreras del mundo. El escenario tiene ¡250.000 asientos! y caben otras 50.000 personas en el interior del circuito.

50.000 millas de Indy

.

- La pista mide 2,5 millas e inicialmente estaba hecha en un precario asfalto que se dañó en las primeras pruebas causando dos de las 73 fatalidades que registra el historial, de las cuales 42 fueron pilotos.

- Hasta 1993, la pista solo se abría para las 500 Millas, una vez al año. Ahora se corren pruebas de Nascar, de autos históricos, motos, y en el año se complementó un circuito rutero que usa parte del óvalo, y la F1 tuvo pruebas allí entre 2002 y 2007. Montoya es uno de los pocos pilotos que han corrido en ese autódromo en Indy, F1 y Nascar.

50.000 millas de Indy

.

50.000 millas de Indy

En 1909, el entonces dueño de la pista decidió “pavimentarla” con 3,2 millones de adoquines que le costaron la fortuna de 155.000 dólares de la época.

Las mujeres, larga lucha

Las reglas siempre fueron muy discriminatorias con las mujeres, a quienes solamente en 1971 se les permitió a las reporteras el acceso a los pits. Janet Guthrie fue la primera mujer que logró clasificar en 1977 y su presencia desató una controversia. Tradicionalmente, un miembro de la familia Hulman, propietaria de la pista, da la orden ‘Gentlemen, start your engines’. La organización no quiso cambiar la frase, argumentando que los arranques los operaban hombres externamente y entonces pusieron a una mujer para hacer la operación en ese carro. Al año siguiente, la orden fue ‘Ladies and gentlemen…’.

Nueve mujeres han tomado parte. Sarah Fisher lo hizo nueve veces, Danica Patrick punteó en 2005 y 2011 y terminó tercera en 2009, el mejor resultado del género en Indy.

50.000 millas de Indy

En los años 60, los europeos le cambiaron la cara a la prueba al llevar sus autos pequeños y con motor central, que rápidamente reemplazaron a los tradicionales ‘roadsters’ por su agilidad y eficiencia.

50.000 millas de Indy

.

Ni Ferrari ni Fangio pudieron

En 1952, Ferrari decidió medirse en las 500 Millas y acondicionó varios de sus autos de Gran Premio para su piloto Alberto Ascari, campeón mundial, y otros clientes. La ruptura de una rueda en el carro oficial determinó su retiro y los otros tuvieron debilidades de caja de velocidades en los años sucesivos, pues tenían cuatro cambios contra solo dos de los ‘roadsters’, mucho más sólidos.

Juan Manuel Fangio, ya cinco veces campeón del mundo y en el año de su retiro, pasó las obligatorias pruebas para todo novato en 1958 en un auto llamado Kurtis Kraft Offenhauser Dayton Steel Foundry Special, en el cual no logró velocidades acordes con su prestigio y declinó participar.

50.000 millas de Indy

.

Una balinera frustró la turbina

Andy Granatelli fue una leyenda en la historia de Indy, en la cual intervino desde 1946. Sus múltiples intentos para ganar como piloto o dueño de equipo solo se concretaron en 1969, cuando llevó triunfante a la meta el Lotus de repuesto. Lo más innovador fue la presencia de un carro sin precedentes, movido por una turbina procedente de la aviación en un chasís Novi en el 67 y 68, cuando estuvo a punto de ganar de no ser por la balinera del alternador que se quemó faltando 10 vueltas. La turbina en el lado izquierdo del carro daba ventajas de reparto de peso y su funcionamiento casi estacionario era perfecto en el óvalo. De inmediato, la competencia logró alterar las reglas para asfixiar la entrada de aire del motor hasta el punto de que lograron mermar su rendimiento y lo sacaron del óvalo. Al año siguiente, Andy ganó con un Lotus ¡4x4! Su equipo patrocinado por STP fue famoso también por las indumentarias.

50.000 millas de Indy

.

Una balinera frustró la turbina
Andy Granatelli fue una leyenda en la historia de Indy, en la cual intervino desde 1946. Sus múltiples intentos para ganar como piloto o dueño de equipo solo se concretaron en 1969, cuando llevó triunfante a la meta el Lotus de repuesto. Lo más innovador fue la presencia de un carro sin precedentes, movido por una turbina procedente de la aviación en un chasís Novi en el 67 y 68, cuando estuvo a punto de ganar de no ser por la balinera del alternador que se quemó faltando 10 vueltas. La turbina en el lado izquierdo del carro daba ventajas de reparto de peso y su funcionamiento casi estacionario era perfecto en el óvalo. De inmediato, la competencia logró alterar las reglas para asfixiar la entrada de aire del motor hasta el punto de que lograron mermar su rendimiento y lo sacaron del óvalo. Al año siguiente, Andy ganó con un Lotus ¡4x4! Su equipo patrocinado por STP fue famoso también por las indumentarias.

DATO​
37,5 kilos de oro puro, equivalentes a 25.000 dólares, fueron el premio para el ganador de la primera edición de la competencia. Emerson Fittipaldi, primer suramericano en ganar Indy, en 1989 posó para la foto conmemorativa con el trofeo y la representación del cuantioso premio en efectivo que se da cada año al vencedor y supera los 2,5 millones de dólares en la actualidad, además del ‘pace car’, entre otras prebendas.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.