Análisis: La abdicación de Rosberg

El equipo Mercedes quedó en tres ruedas para mantener su dominio en 2017 y hacer el 1-2 de manera consistente. ¿Se es viejo a los 31 años para la F1?

Por Redacción Motor

06:13 p.m. 13 de diciembre del 2016
Rosberg campeón de la F1 2016

Rosberg campeón de la F1 2016

En plena gloria y ‘juventud’, el alemán Nico Rosberg renunció a los cinco días de haber sido coronado campeón de la Fórmula 1 aduciendo motivos de su bienestar personal y familiar, además de considerar cumplida su misión en las pistas.

Por eso es mucho más noticia el retiro de Niko Rosberg que su conquista del título de campeón mundial de automovilismo, lograda cinco días antes del impactante anuncio del abandono de las pistas de la F1 a las cuales llegó en el 2006 con Williams, donde estrenó su título de campeón de la GP2, y se trasladó al equipo Mercedes en el 2010.

Sin embargo, tuvo que caminar un par de temporadas en las ‘flechas de plata’, que regresaban al mundial para marcar su primera victoria en China 2012 y luego su progresión lo llevó al mejor momento este año cuando ganó nueve pruebas y el título mundial.

Rosberg campeón de la F1 2016

Rosberg campeón de la F1 2016

El impacto de su anuncio tuvo muy diversos ecos. Por supuesto, el equipo Mercedes lo calificó como “haber perdido una rueda” fundamental para sus planes. El mundo de la F1 respetó sus razones personales y familiares, pero no ha escondido las especulaciones que se despertaron sobre sus verdaderas fortalezas para seguir en la lucha contra su compañero de equipo Lewis Hamilton, con quien terminó en una situación de alta tensión.

Al mismo tiempo, la grilla, donde apenas había, al terminar el mundial, dos sillas por definir, de inmediato se sacudió para ofrecerle sus servicios al mejor equipo del momento. “Mi teléfono no ha parado de sonar recibiendo propuestas y recomendaciones. Ha llamado todo el mundo, menos Räikkönen y Kvyat, seguro porque no tienen mi número”, dijo Toto Wolff, uno de los dueños y director del equipo. “Más de la mitad de los pilotos del momento de la F1 se ha ofrecido”, agregó Niki Lauda, codueño de la colosal armada alemana en la cual Rosberg cobraba 20 millones de dólares por año.

Rosberg campeón de la F1 2016

Rosberg campeón de la F1 2016

Las explicaciones de Rosberg se resumen fácilmente: objetivo alcanzado, tránsito a una vida familiar en Mónaco con su esposa y su pequeña hija en plena tranquilidad, sin la presión de la competencia. En ese territorio no cabe la intromisión, pues es la visión personal de su futuro, facilitada por un suculento colchón de bastantes millones de verdes en caja.

Pero sí cabe la pregunta de si a los 31 años, a un jovencito en calendarios, que abandona la causa por la cual ha luchado desde los 13, cuando empezó a correr en karts, se le puede atribuir falta de ambición.

Rosberg campeón de la F1 2016

Rosberg campeón de la F1 2016

Ahí viene una reflexión importante. Hoy, la edad para graduar a un piloto en la F1 es cuando apenas ha salido de la adolescencia. De hecho, el corredor revelación del año, Max Verstappen, acaba de cumplir 19 años, ya ganó una carrera y empezó la F1 sin tener siquiera pase para conducir en las calles.

En el otro extremo del almanaque, se acaban de retirar Felipe Massa, de 35 años, y Jenson Button, con solo 36. Fernando Alonso y Räikkönen son los ‘viejos’ del circo con apenas ¡36! Los tres recientes campeones del mundo apenas ruedan, en promedio, en el umbral de los 30: Rosberg, 31; Vettel, 29; Hamilton, 31. Pero entre los tres han ganado siete títulos, amasados en una suma aplastante de 118 victorias.

Rosberg campeón de la F1 2016

Rosberg campeón de la F1 2016

O sea, si un aspirante a esa categoría quiere arrancar su formación, a los 16 años ya debe estar corriendo monoplazas (y ganando) y, probablemente, si a los 21 no está en la F1 quiere decir que se le pasó la oportunidad. Ahora ya casi ni tienen tiempo de ser kartistas.

Pero mientras Rosberg resolvió su vida por la ruta fácil, a Mercedes se le complicó el asunto, precisamente por su superioridad.
Veamos: si no monta un piloto sumamente rápido y capaz de seguirle y amargarle el paso a Hamilton, su dominio va a ser un punto negativo, ya que, como se presagian las cosas técnicas y el Mercedes sigue siendo el más veloz, ganar de manera aislada y sin contendores resulta antipático y mata el espectáculo. Que ya de por sí está muy lesionado, pues en este momento con un equipo y piloto alemán campeones, ese rico país acaba de declinar ser sede de la carrera de F1 2017 por la apatía de su público, que ya no sostiene el gran premio nacional.

Rosberg campeón de la F1 2016

Rosberg campeón de la F1 2016

Para suplir esta necesidad, requiere tener corredores del peso de un Alonso, Vettel, Ricciardo o Verstappen, que están todos bajo contrato en sus equipos. Comprarlos costaría una fortuna y Mercedes ha dicho que no quiere meter mano en las formaciones consolidadas. Aunque Alonso es experto en abandonar equipos a mitad de camino y poco conoce de fidelidad -Renault, McLaren y Ferrari lo vieron partir sin reatos-, suena con insistencia a pesar de que ya tuvo una turbulenta convivencia con Hamilton cuando estuvieron en McLaren, y está pasado de años para un proyecto en Mercedes que nace con un contrato a largo plazo.

Por otro lado, hay que ver que un equipo de la F1 tiene dos objetivos. Primero, ser campeón de los constructores, que es el título que engrandece a la marca, para lo cual necesita pilotos que siempre anoten puntos. Con Hamilton ya tiene media cosecha, y de la buena, en el bolsillo. Secundariamente, espera que uno de sus pilotos sea el mejor del año, lo cual es algo muy consecuente. Ahí, un nombre de soporte como el de Valtteri Bottas podría jugar, teniendo en cuenta que es viable un canje con el equipo Williams, que se mueve con los motores Mercedes y gozaría del beneplácito de Hamilton, quien debe preferir un compañero cuya velocidad no lo ponga en sus espejos o por delante.

Rosberg campeón de la F1 2016

Rosberg campeón de la F1 2016

Pero no hay mucho más en el panorama de corredores expertos y veloces y con la superlicencia de aptitud como los que quiere Mercedes, sin tener que infiltrar con dinero los contratos vigentes de la grilla. En cambio, puede ser la ocasión de promover y terminar de formar a un piloto joven, camada en la cual Mercedes es ‘dueño’ de Pascal Wehrlein, ya su piloto de pruebas y de reserva y quien maneja en los carros Manor. O Esteban Ocon, reciente incorporación en Force India, usuario de la misma maquinaria alemana.

Es posible que estas alineaciones se hayan resuelto cuando ustedes lean este artículo, como también que la decisión tome mucho más tiempo, pues a Mercedes le sobran ofertas, pedidos y plata, factores con los cuales puede caminar con calma buscando la mejor combinación. Cabe acá recordar la lapidaria frase de Frank Williams, quien siempre ha considerado que “el piloto es la pieza más fácil de cambiar en un carro de carreras. Siempre hay alguien en la puerta del taller con el casco en la mano, listo para manejar, y hasta gratuitamente”.

Rosberg campeón de la F1 2016

Rosberg campeón de la F1 2016

Una consideración final, que pudo ser también el origen de la ida de Rosberg, es la convivencia con Hamilton, cuyo estilo personal no es de compatibilidad universal y quien luego de sus controvertidas tácticas en la final de Abu Dabi, también puso en tela de juicio su peso ético. Ese ambiente puede ser tolerado sin problemas por un piloto ascendente, pero será más difícil si se piensa en Alonso, quien ya se fue de McLaren precisamente por sus desacuerdos con Hamilton, quien en esa época era mucho más manso y menos arrogante.

Por lo pronto, quedó escrito lo que nadie pensó leer cuando Rosberg brincó desbordado de alegría desde su carro en Abu Dabi para celebrar el título, que esa cabriola sería un salto al vacío y su última maniobra en la F1.

Palmarés de Nico Rosberg
31 años, alemán-finlandés, 206 carreras, 11.159 vueltas. Campeón Mundial: 2016. Victorias: 23. Poles: 30. Podios: 57. Habla 5 idiomas, menos finlandés.

Fiesta efímera
Cuando se pensó que las celebraciones durarían todo un año, a los cinco días de estas escenas gloriosas en Abu Dabi, Nico Rosberg anunció que abandonaba la F1. Fue tan sorpresiva y contradictoria su decisión que muchos en su propio equipo creyeron que era un chiste, según confesó Niki Lauda, el más disgustado de todos los directivos del equipo Mercedes.

34 años después de que su padre, Keke Rosberg, ganara el Mundial para Finlandia en un Williams, a base de consistencia, pues solo se impuso en una carrera, su hijo Nico logró la misma corona con idéntico sistema. Es el segundo caso en el cual padre e hijo son campeones después de la familia Hill, Graham y Damon, pero el primero no pudo disfrutar la victoria de su hijo porque murió años antes en un accidente de aviación. Keke no da entrevistas y vio la carrera desde Dubái, a 90 kilómetros del circuito al cual llegó después de terminada la final.

Rosberg campeón de la F1 2016

Lewis Hamilton

“No me sorprendió”
“Probablemente soy la única persona a quien no le sorprendió su retiro, porque lo conozco hace mucho tiempo. Esta fue la primera vez que él ganaba en 18 años, por lo cual era explicable que decidiera parar. Tiene una familia a la cual quiere dedicarse, desea más hijos y la F1 cobra mucho tiempo. Por supuesto, me hará falta su rivalidad y es triste que no esté el año entrante en el equipo. Fue algo muy extraño de todas maneras”, comentó su gran rival y compañero de pista desde los 13 años Lewis Hamilton, cuya referencia a la trayectoria de Nico fue muy despectiva.

“Cuando logré mi primer título mundial, en lo primero que pensé fue en cómo ganar el segundo. La decisión de Nico nos dejó desorientados, sin preparación y cayó muy mal entre todos quienes trabajaron en el equipo para que fuera el campeón”: Niki Lauda, codueño y director del equipo Mercedes-Benz.

Max Verstappen

Max Verstappen

La estrella ascendente
Aunque los pilotos de Mercedes arrasaron con los honores, el jovencito holandés Max Verstappen, 19 años, promovido a comienzos de temporada desde el equipo Toro Rosso, sucursal de Red Bull a la escuadra principal, fue la revelación de la F1, no solo al ganar el premio de España, sino por todas sus actuaciones, sobrepasos y controversias que generaron sus maniobras en la temporada. Explosivo como Montoya cuando debutó en la F1, es considerado como el sucesor de Michael Schumacher dado el tiempo que tiene por delante para sumar triunfos y títulos.

Noticias recomendadas

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.