El más curioso aparato que se exhibió en el Salón de París: ejemplo de autosuficiencia

En el marco del Salón de París, el diseñador yugoslavo Sacha Lakic presentó un carro que alimenta las baterías de su motor eléctrico mediante celdas solares.

Redacción Motor

05:00 a.m. 22 de septiembre del 2008

En el marco del Salón de París, el diseñador yugoslavo Sacha Lakic presentó un carro que alimenta las baterías de su motor eléctrico mediante celdas solares. Cuando no hay sol, camina con la energía del viento y a falta de energía se puede empujar pues pesa apenas 350 kilos.

Un genio del diseño decidió que no valía la pena esperar a que se impusieran tecnologías en etapa de desarrollo, como las celdas de hidrógeno y otros combustibles, y por esa razón creó el Venturi Eclectic, un vehículo autosuficiente que robó muchas miradas durante el Salón del Automóvil de París.

El invento, al que se refiere su creador como ¿un vehículo inteligente de energía autónoma¿, se alimenta de las reservas naturales de energía, como son el viento y la luz solar.

Para impulsarse, cuenta con un motor de tan solo 22 caballos de potencia que recibe carga de un panel solar de 2,5 metros cuadrados. El conjunto de celdas solares hace las veces de techo del auto, cuyo aspecto exterior evoca más un carro de golf que un automóvil.

Este carro para tres personas fue diseñado para uso urbano, pues tan solo es capaz de recorrer 50 kilómetros con la carga completa de la batería, a una velocidad tope de 50 kph. Cuando el carro se detiene, por ejemplo, en un semáforo, la energía acumulada del sol y el viento lo sigue alimentando.

Para aprovechar la energía eólica, el carro cuenta con una pequeña hélice en la parte trasera, ubicada sobre el techo conformado por celdas solares, que siempre está en movimiento, así el carro esté detenido.

En los días en los cuales no brilla el sol, la carga de la batería se le deja al viento; y si tampoco sopla la brisa, trae la opción de conectarlo al tomacorriente para recargarse.

Dice el diseñador, a manera de broma, que ¿si se le acaba la energía, es muy fácil bajarse a empujarlo, pues tan solo pesa 350 kilos¿. El Venturi Eclectic comenzará a producirse en junio del 2007 y costará aproximadamente 30 mil dólares (unos 72 millones de pesos). Quienes quieran adquirir uno tendrán que apurarse, pues el fabricante solo piensa sacar una primera producción de 200 unidades para medir la aceptación del público. De popularizarse, el costo se reduciría de manera ostensible.

EL DISEÑADOR del Venturi Eclectic tiene otras creaciones, como el ¿deportivo¿, que funciona bajo los mismos principios. 
El automóvil tiene una gran la facilidad de acceso al móvil.  

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.