Se pasó de revoluciones la F1 en el GP de Azerbaiyán

Múltiples choques, una bandera roja, polémica pelea entre los líderes, Alonso por fin en los puntos y Ricciardo ganador en el debut de esta carrera.

Por Redacción Motor

11:54 a.m. 26 de junio del 2017
Ricciardo ganó en Bakú, Azerbaiyán

Ricciardo ganó en Bakú, Azerbaiyán. Foto EFE.

El Gran Premio de Europa, ahora bautizado Gran Premio de Azerbaiyán pues se corre en las calles de su capital Bakú, no sólo se estrenó en el calendario de la Fórmula 1 sino que por todas las circunstancias que rodearon la carrera marcó un hito en la historia de este deporte y revolucionó el campeonato para esta temporada pues entre los líderes del campeonato, Vettel y Hamilton, se declaró una lucha frontal y envuelta en polémica.

En la previa de este GP de Azerbaiyán todo se desarrolló de forma normal, con las prácticas, velocidades y resultados más o menos esperados y con un Lewis Hamilton que logró la pole número 66 de su carrera. Como dato, un accidente de Ricciardo en las pruebas de clasificación produjo una bandera roja.

Entonces, ¿cómo fue que Ricciardo, quién partió décimo, acabó ganando una carrera para la que no tenían muchas posibilidades? La respuesta es sencilla: desde que partió el GP de Azerbaiyan se desató un caos en todas las líneas de la carrera que dejó por fuera a varios pilotos y algunos problemas técnicos de sus rivales lo pusieron por delante del Mercedes de Bottas y del canadiense y debutante Stroll  de Williams quien a escasos metros cedió el segundo puesto.

Ricciardo ganó en Bakú, Azerbaiyán

Ricciardo ganó en Bakú, Azerbaiyán

Y la remontada del australiano, quien consiguió su quinta victoria en la F1, no fue la mejor. Fernando Alonso, quién partió desde la posición 19 logró entrar por primera vez en los puntos al ubicarse en la novena posición, un gran logró para una temporada desastrosa.

Estas remontadas, además de la habilidad para pescar en río revuelto de los pilotos, se debieron a choques desde la vuelta 7 que desde ahí obligaron a cuatro entradas del 'pace car' y a una interrupción de la carrera, con bandera roja, que no se veía desde hace un año en la F1.

Vettel  y Hamilton en Bakú, Azerbaiyán.

Vettel cuarto  y Hamilton quinto en Bakú, Azerbaiyán. Foto EFE.

Pero el gran momento estuvo en la mitad de la prueba cuando en la vuelta 22 de 50, mientras el 'Pace Car' iba a relanzar la carrera con Hamilton en la primera posición y Vettel detrás pues ambos pilotos se declararon la 'guerra'.

Primero Hamilton se quejó por radio de que el Pace Car iba muy lento, enseguida Vettel estrelló por detrás a Hamilton, cuyos daños le quitaron la posibilidad de ganar. Y Vettel, fuera de revoluciones, dijo que Hamilton le había hecho una prueba de frenos.

En seguida, el alemán se salió de la fila y se puso al lado de Hamilton y en una maniobra agresiva y antideportiva le echó encima el carro por lo que el alemán fue penalizado con 10 segundos, 'multa' que Hamilton consideró excesivamente blanda.

Y la polémica continúa, porque una vez terminado el GP de Azerbaiyán, con Vettel en la cuarta posición y Hamilton quinto, las lecturas de Telemetría determinaron que Hamilton no frenó de forma abrupta por lo que la responsabilidad del incidente caería sobre el alemán.

Sin embargo, y más allá del mal ejemplo de Vettel, ambos pilotos ya anunciaron que la lucha será abierta en lo que resta del campeonato y que se acabaron las diplomacias, lo cual le servirá al espectáculo, y si todo se mantiene dentro de lo deportivo, le añadirá 'sal y pimienta' al campeonato que por el momento le pertenece a Vettel con 14 puntos de ventaja sobre Hamilton.

Noticias recomendadas

Más noticias

Análisis: La abdicación de Rosberg

El equipo Mercedes quedó en tres ruedas para mantener su dominio en 2017 y hacer el 1-2 de manera consistente. ¿Se es viejo a los 31 años para la F1?

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.