Honda regresaría en los próximos años a la máxima categoría de la velocidad

En los pasillos de la Fórmula Uno se intuye el regreso del fabricante japonés, proveedor en otros tiempos de motores imbatibles para equipos como Lotus, McLaren y Williams. La fecha posible: 2015.

Redacción Motor

10:42 p.m. 01 de abril del 2013

Honda abandonó la Fórmula 1 a finales de 2008, pero ha estado muy ligado a la historia de la categoría con su propia escudería, o como proveedor de motores de equipos como Lotus, McLaren y Williams durante las décadas 80 y 90 del siglo pasado. Por esta razón no sorprende que el nombre de este fabricante japonés suene como el cuarto motorista para la nueva etapa de la Fórmula 1, aunque será antes de 2015 -y todavía no se confirmó nada.

Por otro lado, McLaren sí ha hecho declaraciones, aunque no niega ni afirmaba sobre el posible retorno de Honda y su implicación en el proyecto de la escudería británica, ya que mantiene un vínculo con Mercedes-Benz, su actual proveedor de propulsores, hasta finales de 2015.

El cambio de reglamento que impondrá la FIA a partir de 2014 en el campeonato de Fórmula Uno, ha motivado a que escuderías como Ferrari, Mercedes-Benz y Renault se aventuren en el desarrollo de los propulsores que serán la vanguardia tecnológica en los siguientes años, de los autos de altas máximas prestaciones.

Aunque la medida es bastante impopular entre los puristas de la disciplina, dado que la cilindrada se disminuye un tercio (pasando de 2,4 a 1,6 litros), también para bajar el consumo, este cubicaje será suficiente ya que contará con diferentes ayudas para llegar incluso a superar el rendimiento actual de los motores.

Para 2014 se tendrán motores más cortos (de ocho a seis cilindros), pero más voluminosos. Esos seis cilindros trabajarán a un régimen, reducido también de 15.000 rpm (actualmente llegan a 18.000), pero apoyados por un turbo que los hará rendir en pista unos 500 HP y consumiendo máximo 100 litros de combustible por prueba (el límite actual está en 140).

Para equiparar la potencia de los motores de esta temporada, que se establece en 750 HP, los futuros de 2014 sumarán dos sistemas de recuperación de energía y otro de inyección de combustible a altísima presión, que aportarán entre 250 y 285 HP.

Los sistemas de recuperación fueron desarrollados a partir del KERS (Kinetic Energy Recovery System), incorporado a la competencia desde 2009, se llamarán solo ERS (Energy Recovery System), encargados de convertir en trabajo el mismo calor del motor (ERS-H) y la energía cinética obtenida en frenada (ERS-K). Además aduciendo un menor peso.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.