Se le subió la temperatura al Autódromo de Tocancipá: "Fiebre de automovilismo 2009"

Buen tiempo predominó en la emotiva jornada de más de 12 horas de duración con la que se cumplió la primera fecha de esta cita en la que participaron autos de calle, cámper cross y piques ¼ de milla.

Redacción Motor

05:00 a.m. 27 de abril del 2009

Una calurosa temperatura calentó los ánimos y estimuló la primera jornada de este género en el país, organizada por Autódromos S.A., la Federación Colombiana de Automovilismo y los Clubes G3 y Saltamontes 4x4, y que arrancó con 23 tripulaciones en la grilla de partida del Campeonato Escuela Autos de Calle, el cual se disputó en dos válidas de 14 giros cada una, por el circuito de 2.040 metros de longitud, pruebas que fueron ganadas por Jairo Ocampo en un Chevrolet Suzuki y Víctor Manuel Pachón en BMW, en las dos categorías previstas.
 
Luego la programación se trasladó a la pista de Cámper Cross, en donde seis tripulaciones atendieron las tres series previstas por el circuito de 750 metros de longitud, luego de las cuales los mejores dividendos fueron para el Montero 57 de Nicolás Olarte, Jaime Gaitán y Felipe Rudd, que empató esta posición con el Montero 64 de Luis Fernando Medina y Samuel Darío Cristancho, para lo cual se acudió al mejor tiempo en clasificaciones, ciclo en el que Olarte fue mucho más rápido que sus rivales de turno. Germán y Javier López, en un auto de la misma raza, se hicieron a la tercera posición.

Finalmente, la jornada cerró con una espectacular válida del Campeonato Distrital de  Piques ¼ de Milla, de la que hicieron parte cerca de 70 competidores de Bogotá, Bucaramanga, Pereira, Neiva y Tunja, así como un participante de Venezuela que corrió en un Corsa.

En ese veloz proceso que se extendió hasta altas horas de la noche, volvió a imponerse "Terremoto", un Camaro Tubular forrado en aluminiode casi 10.000 c.c. y 900 caballos de potencia, que conducido por el bogotano Sergio Jiménez impuso un registro de 9:504 segundos en el proceso final, siendo el único auto que logró estar por debajo de los 10 s.

Esa franja fue, igualmente emotiva y permitió el lucimiento del Studebaeker 300 de Juan David Pérez, quien tras superar un duro accidente al final de la recta, se impuso al Honda Civic de Turbotek conducido por Juan Carlos Oviedo.

La serie de los 11 segundos tuvo protagonistas de alto calibre: el Honda Civic de Jaime Cañón de Bucaramanga, el Swift GTI de Juan Guillermo García de Pereira, el Porsche de Rafael Carvajal, el Mazda 3 de José Galeano y el Chevrolet Belair modelo 55 de Marcelo Toro, todos de la capital del país, duelo que tras varias series dejó como ganador a "El Toro", otra poderosa máquina construida en fibra de vidrio, que venció en la final al veloz auto pereirano.

No menos emotiva fue la serie de los 12 segundos, con seis autos en finales, separados por escasas milésimas de segundo. Ganó el Honda Civic de Alvaro Realpe, luego de derrotar en el pique final al Mazda 3 de Néstor Sáenz, mientras que Andrés Osorio, en un Renault 18, se metió en el tercer lugar.

Los otros ganadores de la fecha fueron Antonio Nogueira (Mazda - serie de 13 segundos), José Miguel Olarte (Honda - serie de 14 segundos), José Orley Rodríguez (Swift GTI - serie de 15 segundos), Daniel Jiménez (Volkswagen - serie de 16 segundos), Diego Ardila (Volkswagen - serie de 17 segundos), Andrés Agudelo (Chevrolet Corsa - serie de 18 segundos), Christian Roux (Chevrolet Aveo - serie de 19 segundos).

La categoría de motos estuvo muy concurrida y competida y esta vez la sorpresa la dio Orlando Montenegro conduciendo una Kawasaki, al vencer en la dura final a Juan Vicente Lamus, en el papel del súper favorito de la jornada.

Así, más de 120 pilotos estuvieron en la primera jornada de "Fiebre de Automovilismo 2009".

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.