La 'novela' de la Fórmula 1 sigue y se pone más interesante cuando se sale de las pistas

Caterham no correría los dos siguientes premios por líos entre sus dueños, Audi abandonaría sus competencias en turismos para pasar a la F1 en 2016 y se capotean las crisis en Ferrari y McLaren.

Redacción Motor

08:46 p.m. 24 de octubre del 2014

 Con el nuevo reglamento y las restricciones impuestas en materia de consumo de combustible, la Fórmula 1 tiene más revoluciones por fuera que dentro de las pistas y en la recta final de la temporada 2014 varios hechos tienen un octanaje elevado.

El primero de ellos tiene que ver con Catherham, la escudería que era propiedad de Tony Fernandes, y que se la había vendido al grupo Engavest. Sin embargo, el acuerdo que ya estaba pactado no llegó a finalizarse, Engavest ya hizo público su renuncia al trato y ahora tuvo que entrar una tercera administradora para mediar mientras se resuelve esta situación.

Esta tercera administradora le pidió un 'permiso temporal' al patrón de la F1, Bernie Ecclestone, quien autorizó a que la escudería, que hasta el momento ha ganado un sólo punto, no asista a los dos siguientes premios en Estados unidos y Brasil. Pero si estaría, en principio, en el cierre en Abhu Dhabi. Todo esto mientras Caterham encuentra un nuevo comprador.

Por otra parte, medios especializados del Reino Unido hablan de la posible llegada de Audi a la Fórmula 1 en 2016. Para poder entrar en la máxima categoría, lo que significaría su retorno después de más de medio siglo por fuera, la marca alemana se retiraría del DTM y de las competencias de duración como LeMans para concentrar todos los fondos monetarios en la F1. También la firma establecería una alianza con Red Bull para tener el apoyo logístico de la escudería principal o de Toro Rosso para su ingreso y operación.

Algo que está por verse y que podría ser interesante pues Audi estaba desarrollando un motor V6 turbo de 1.6 litros, especial para un monoplaza.

Crisis en Ferrari y McLaren
Esta semana Sergio Marchionne fue contundente y dijo que para mejorar el desempeño de Ferrari en la F1 se le debía dar, "una patada en el culo" al equipo. En su cargo de nuevo presidente anunció que hará grandes cambios en la dirección del equipo orientados a que la marca vuelva a estar en lo más alto de la grilla y que para eso habrá que tomar cualquier clase de riesgos.

En McLaren pasan por una situación similar. Ron Dennis quiere cambiar toda su estructura, desde el diseñador en adelante, para volver a la época de triunfos de hace 6 años. En la actualidad están en el quinto lugar de constructores, detrás de Ferrari, con un presupuesto gigantesco que no se traslada a la confiabilidad de sus monoplazas ni al éxito de sus pilotos, además buscan un gran patrocinador para que alivie un poco las cargas y ronda en el aire la llegada de Fernando Alonso, a quien todavía no le han definido su salida de Ferrari a pesar de que Vettel ya tiene lista su entrada.

Como se ve, todo un culebrón que volverá a las pistas el próximo 2 de Noviembre en el GP de Estados Unidos.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.