Fórmula 1: Renault vuelve en forma

No solo ha sido una de las grandes animadoras del mundial de automovilismo, sino además una de las marcas más reconocidas de la industria.

Revista Motor

04:56 p.m. 23 de febrero del 2016
Renault RS16

Renault RS16

y particularmente muy querida en Colombia. Renault, tras una larga negociación, se hizo al equipo Lotus y vuelve a la Fórmula 1.

En el Tecnocentro de Renault, en Guyancourt, París, Carlos Ghosn, presidente del Grupo Renault, fue el encargado de darle forma ante la prensa especializada a la ya divulgada noticia sobre el regreso de la marca del rombo como escudería a la Fórmula 1, luego de diez años de haber logrado su último título mundial como constructor y de pilotos con el español Fernando Alonso.

Algunas idas y vueltas

Algunas idas y vueltas

No será fácil el regreso para Renault, pese a que siguió en la F1 a través del Renault Sport F1 Team suministrando motores a los equipos Red Bull y Lotus Renault. Con el equipo Red Bull tuvo una buena racha al lograr cuatro campeonatos consecutivos como constructor (2010, 2011, 2012 y 2013) y en esos mismos años el campeonato de pilotos con Sebastian Vettel.

Pero todo empezó a irse a pique en el 2014 con las nuevas unidades de potencia híbridas basadas en nuevos propulsores V6 Turbo, que han tenido muchos problemas de fiabilidad y rendimiento. Entre tanto, Ferrari y Mercedes le tomaron una gran ventaja a la marca francesa, que entre otras cosas veía con preocupación lo que sucedía de cara a su clientela de autos de calle.

Esa, claramente, es la razón para el regreso a la Fórmula 1. Carlos Ghosn lo dijo sin ambages: “Uno de los motivos fundamentales por los que hemos regresado a la F1 es por esa máxima de que si hay victorias, gana el coche, y si hay derrotas, es por el motor. Es una de esas inversiones que pocas veces te devuelve el esfuerzo, por eso quisimos hacerlo todo nosotros, sabiendo también que no hemos sido perfectos en las últimas temporadas”.

Algunas idas y vueltas

Algunas idas y vueltas

Bien es sabido que la F1 es un laboratorio donde se desarrollan nuevas tecnologías y elementos que poco a poco se van incorporando a los carros de serie, por lo cual de alguna manera los logros obtenidos por una marca en la exigente competición se trasladan al imaginario del consumidor.

El regreso de una marca como Renault le da un respiro a la F1, que ha visto cómo en el pasado se han ido marcas como Ford, Honda, Toyota y BMW debido a los altos costos. Pero ni el palmarés ni los logros que tuvo la marca francesa en el reciente pasado con Red Bull y sus motores atmosféricos le garantizan un buen aterrizaje en las pistas este año.

Algunas idas y vueltas

Algunas idas y vueltas

De eso son conscientes en Renault, pues calculan que les tomará entre dos y tres años tener todos los elementos para disputar los primeros lugares de la F1, hoy dominada por Mercedes.

Carlos Ghosn cree que sería un milagro lograr buenos resultados este año: “Nos llevará tiempo, pero recortaremos la desventaja con los campeones (…). Renault no vuelve a la F1 para otra cosa que no sea buscar las victorias; eso sí, a mediano plazo. Estamos aquí para competir, no para participar simplemente, pero en el 2016 todavía no; eso sería un milagro. Tenemos una desventaja respecto a los campeones que acabaremos recuperando, pero llevará tiempo hacer un auto competitivo, que es para lo que estamos, hacerlo a alto nivel”.

Algunas idas y vueltas

Algunas idas y vueltas

De vuelta a la F1, Renault Sport Formula One Team contará este año con el británico Jolyon Palmer y el danés Kevin Magnussen como pilotos del RS16, como ‘bautizaron’ el auto decorado con los tradicionales colores de Renault, negro y amarillo. Como piloto de pruebas y de reserva estará Esteban Ocon, mientras que la española Carmen Jordá será la piloto de desarrollo.

¿Qué tiene el nuevo RS16? Solo se sabrá cuando se conozcan los resultados de las primeras pruebas el 22 de febrero en el circuito de Cataluña, en Barcelona. En París solo vimos el auto ‘dummy’, pues el chasis real todavía está en etapa de desarrollo, pero queda una gran incógnita: ¿los ingenieros lograron resolver los misterios de la unidad de potencia híbrido V6 turbo de 1,6 litros luego de dos años de ‘mojar mala prensa’ por cuenta de la fiabilidad del motor en los carros de Red Bull?

La participación de Renault en competencias data de los primeros años del siglo XX

La participación de Renault en competencias data de los primeros años del siglo XX

Con una inversión que ronda los 200 millones de euros al año, Renault comienza una nueva era y el 2016 será un año de ‘prueba y ensayo’, de construcción de rendimiento, pensando en un podio en el 2018. Esas son las cuentas del nuevo director de carreras, Frederic Vasseur; del director técnico, Bob Bell, del director técnico (motor) Rémi Taffin y del director técnico (chasis) Nick Chester. Y Kevin Magnussen, quien tiene que ‘moverle los fierros’ al RS16, también tiene claro su papel. “La paciencia será sin duda una virtud. Es importante ser realista acerca de dónde estamos. Renault ha hecho esto antes, y creo que lo harán de nuevo, pero hay que ser paciente también”.

Carlos Camacho Marín
Estuvimos en la presentación del Renault Sport Formula One Team en París por gentil invitación de Renault-Sofasa.

La participación de Renault en competencias data de los primeros años del siglo XX

En 1906 logró su primera victoria en el Gran Premio de Francia.

Algunas idas y vueltas

Tras casi 70 años de ausencia en la Fórmula 1, Renault volvió como Equipe Renault Elf, con licencia francesa desde finales de la década del 70 hasta 1985. En 1977, Jean Pierre Jabouille condujo el Renault RS01 con el primer motor turbo en la historia de la F1, que por sus continuos recalentamientos en sus primeras carreras fue apodado como ‘la tetera amarilla’. Dos años después, en 1979, Jabouille cruzó la meta en primer lugar en el Gran Premio de Francia, primera carrera en la que triunfaba un motor turbo. Y ahí Renault arrancó la era turbo en la F1.

En 1982 ganó cuatro carreras, dos de ellas con Alain Prost. Renault también suministró motores turbo a Lotus entre 1984 y 1986. Sin más resultados, en 1986 se dedicó únicamente a producir motores. Tres años después, y tras la prohibición de los turbos, regresó a la F1 como motorizador de Williams. En 1992 obtuvo el campeonato de constructores con Williams, con lo que empezó el dominio de los motores Renault con cinco campeonatos de pilotos (Nigel Mansell, 1992; Alain Prost, 1993; Michael Schumacher, 1995; Damon Hill, 1996 y Gilles Villeneuve, 1997) y seis de constructores entre 1992 y 1997. Un nuevo retiro se da en 1997, pero sus motores continúan en Benetton (PlayLife); Williams (Mecachrome), BAR y Arrows (SuperTec). A partir del 2007 Renault se convierte en el proveedor de motores del Red Bull Racing y con el nombre Renault Sport F1 da sus propulsores a Red Bull y Lotus. En el 2005 y 2006, Renault F1 logra dos campeonatos de constructores y dos de pilotos con Fernando Alonso.

La participación de Renault en competencias data de los primeros años del siglo XX

estuvo ausente del automovilismo deportivo hasta su regreso a la Fórmula 1

DATOS

En los primeros ensayos, el rs16 será de color negro con flaps amarillos. El auto deja la ‘e’ en la denominación del chasis y regresa a la r de la época de fernando alonso. Renault asumió todas las deudas del equipo lotus para evitar su desaparición y no usó los probables nexos del piloto venezolano pastor maldonado, quien aportaba dinero de pdvsa. Maldonado no fue tenido en cuenta en el nuevo equipo.

200 millones de euros es el valor estimado de la inversión anual de renault en su regreso a la f1 como renault sport formula one team.

los chasises de renault, antes y ahora, se fabrican en inglaterra y los motores en francia. El auto 2016 es esencialmente el que lotus estaba desarrollando, pero con los cambios para ponerle el motor renault en lugar de los mercedes que usaban. La mano completa de renault en el chasís solo se verá desde el 2017.

Noticias recomendadas

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.