Rugió el Autódromo de Tocancipá con la última válida de 'Fiebre de Motores 2009'

Piques, cámper cross y autos de calle definieron a los campeones de esta temporada. Los pilotos Sebastián Saavedra y Steven Goldstein compartieron con los aficionados y el motociclismo cerró el show.

Redacción Motor

05:00 a.m. 23 de noviembre del 2009

Se necesitaron algo más de 18 horas de actividad para que 'Fiebre de Motores 2009' cumpliera con el objetivo de reunir en un mismo escenario a diferentes modalidades de los deportes a motor y desarrollar con ellos una programación tan exigente como interesante, en la cual se corrieron finales de la mayoría de los campeonatos convocados.

En efecto, durante este fin de semana se realizó la final del Campeonato Escuela Autos de Calle, que tuvo dos válidas para sus tres categorías; se hizo la presentación del cámper cross con 10 tripulaciones en la pista 4x4, así como la final del Campeonato Distrital de Piques ¼ de Milla. El show del motociclismo puso en la pista las series de 600 Súper Sport y 200 c.c. 4 tiempos Sport Turismo Mejorado con lo que se cerró la jornada.

Así mismo, se contó con la presencia de los pilotos internacionales Sebastián Saavedra y Steven Goldstein, embajadores de este deporte en el mundo, que participan en los torneos de la Indy Lights y en el Campeonato Sara GT de Italia, respectivamente. 

El Cámper Cross coronó como campeón 2009 a la tripulación del Montero 57, integrada por Nicolás Olarte y Guillermo Olarte, luego de que éstos se impusieron en la válida de cierre al ganar de manera brillante las tres series que se corrieron. Los varias veces campeones nacionales volvieron a sacar su casta y derrotaron en una limpia carrera a Luis Fernando Medina y Samuel Cristancho, tripulantes del Montero 64, sus más serios rivales en esta disputa, mientras que los López -Germán y Javier-, en el Montero 27, entraron a terciar en el asunto, lo cual les permitió asegurar también la tercera plaza en el campeonato.

La final del Distrital de Piques ¼ de Milla se hizo sin la presencia de varios de sus principales exponentes, pero quienes llegaron a esta carrera de cierre, presentaron autos muy bien preparados.

En esta ocasión el más rápido en el proceso final del domingo fue el Honda del bumangués Jaime Cañón, aunque en las clasificaciones del sábado, 'Terremoto', el Camaro Tubular de Sergio Jiménez volvió a mostrarse como el auto más veloz del país en este ejercicio contra el reloj.

Todo esto significó un relevo en las principales posiciones de las categorías más rápidas de la válida de cierre, lo cual no incidirán de manera contundente en los resultados finales del campeonato, pero sí se traducen en un ingrediente interesante para aquellos que desde ya le apuntan al 2010.

El Campeonato Escuela Autos de Calle llevó a podio durante las dos válidas de cierre a Ricardo Guío Gómez en la Categoría Stock, a Anderson Daza en Modificados Desarrollados y a la pareja conformada por Alberto Carvajalino y Juan Carlos Fandiño en Modificados Mejorados, con lo cual los títulos de este año quedaron en su poder, salvo en el caso de la última categoría, donde el campeón fue Jorge Alberto Fajardo.

 El motociclismo también tuvo su propio espacio y con una grilla selecta corrió tres series, que registraron los triunfos de Santiago Villa (Yamaha-Putumayo) en 600 Súper Sport Expertos, Andrés Valero (Honda - Antioquia) en 600 Súper Sport Novatos y Germán Arango de Bogotá en 200 c.c. 4 Tiempos Sport Turismo Mejorado.

Igualmente, hubo espacio para la Monomarca Renault 18, que corrió dos series de 15 giros con victorias para Juan Camilo Bueno y Camilo Ponguta. 

Un fin de semana de muchas carreras, con varias modalidades, que contó con la valiosa vinculación de Coldeportes Nacional, Autódromos S.A., la Federación Colombiana de Automovilismo, la Federación Colombiana de Motociclismo y los Clubes G3 y Saltamontes 4x4, evento que quedará institucionalizado a partir de este año y será el cierre de temporada para la mayoría de las actividades a motor en Bogotá.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.