Toyota está diseñando el auto 'anti borrachos' para que salga al mercado en 2009

Se trata de un sistema que verifica las condiciones del conductor y de encontrarse éste en estado de ebriedad bloquea las funciones del carro y no arranca.

Redacción Motor

05:00 a.m. 22 de septiembre del 2008

Imagínese que sale de una fiesta con unas 'copas de más' pero sintiéndose perfectamente bien. Ya va para su casa, se acerca hasta su carro, se sienta tras el volante e incrusta la llave de encendido y al darle la vuelta, nada, el carro no prende.  Verifica la gasolina, los sistemas eléctricos y todo funciona, vuelve a intentarlo y nada, no arranca.

Sin duda, usted se devolverá a pedir ayuda a algún conocido, tal vez alguien que no haya bebido, y esta persona repitirá cada uno de sus movimientos hasta llegar al punto en el que gira la llave de encendido: de pronto, el motor se pronuncia y el auto habrá encendido sin problemas. Sin embargo, cuando cambian de lugar y usted se pone al mando para irse, el auto vuelve a fallar.

No se trata de una broma, puede ser que en su vehículo esté instalado un sistema que está desarrollando Toyota y que constata las condiciones físicas del conductor y si lo encuentra alicorado bloquea los sistemas del carro.

Para realizar esta operación, el sistema ha debido analizar en segundos el sudor en las manos del conductor y a través de este fluido determinará la concentración de alcohol en la sangre. Si ésta llega a ser superior al límite permitido, el vehículo no arrancará.

Y a este sistema no se le puede hacer trampa, ya que suponiendo que el conductor arranca el auto cuando aún esta dentro de los niveles permitidos pero decide continuar tomando cuando el vehículo ya se encuentra en marcha, el sistema registraría el movimiento de los ojos, así como la forma de conducción, entre otros factores y de encontrar algún comportamiento anormal se obliga a la detención controlada del carro,

Este sistema es novedoso en sus aplicaciones pero la idea de controlar a los 'borrachitos' que deciden conducir a pesar de su estado no es nueva, hace tiempo los fabricantes de automóviles europeos desarrollaron un sistema que obliga al conductor a soplar en un tubo instalado dentro de la cabina del auto para detectar el nivel de alcohol.

Toyota optó sin embargo por no adoptar este método, puesto que sostiene que cualquier persona que no sea el conductor puede soplar en el tubo.

Obviamente el primer lugar del mundo que probará este 'controlador' será Japón en donde se registran altos índices de accidentalidad vinculados con el alcoholismo.

Según las proyecciónes de la marca japonesa, este 'bloqueo de seguridad' podrá hacerse realidad en 2009.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.