Electricplast, el plástico capaz de conducir la corriente eléctrica

Este nuevo polímero, desarrollado por la compañía Integral Technologies, reduciría la cantidad de metales que se usan en la fabricación de los automóviles y como consecuencia, el peso de los mismos.

Redacción Motor

04:01 p.m. 05 de septiembre del 2013

 El plástico eléctrico o Electricplast no es nuevo. Desde hace un tiempo la empresa Integral Technologies, lo estaba usando en el Karma, el primer vehículo eléctrico de la firma Fisker que ahora está en bancarrota pero que tenía soluciones tan avanzadas como costosas. En este vehículo se implementó con dos objetivos, la reducción de peso en piezas que antes eran metálicas porque necesitaban conducir la electricidad.

Esta innovación nació en la búsqueda de encontrar un material que ofreciera lo mejor de los dos mundos, el bajo peso del plástico y su capacidad para ser moldeado, con la propiedad de conducir electricidad de los metales. Así, este nuevo polímero, denominado Electricplast tiene una composición que no ofrece resistencia al paso de la corriente eléctrica y su potencial de aplicación en la industria automotriz es tan alto que más allá del final de la marca estadounidense de autos eléctricos se espera su venta y aplicación para otras compañías.

Por eso, en este nuevo proyecto que busca una escala industria mayor, se involucraron BASF y Delphi, en una cooperación común en la que la primera suministra las resinas mientras que la creadora de este plástico trabajará en otras fórmulas basadas en la fibra de carbono combinadas con figras metálicas como el acero, el cobre o el níquel para la evolución del polímero.

Con el Electricplast se espera que se puedan sustituir seccionen completas en los automóviles con la consecuente reducción en el peso y con la ventaja de que estas piezas se podrán fabricar usando el mismo proceso de inyección y técnicas similares que se utilizan para dar diversas formas al plástico.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.