Ford utiliza imágenes infrarrojas para aumentar la insonorización en sus vehículos

La compañía está aplicando la misma tecnología de imágenes térmicas que emplean las fuerzas de seguridad para detectar fugas de aire en las cabinas de sus vehículos. Desarrollo.

Redacción Motor

09:51 p.m. 03 de julio del 2013

En su más reciente comunicado, el fabricante estadounidense reveló uno de sus últimos avances en materia tecnológica. Desde hace nueve meses, aproximadamente ha encontrado excelentes resultados en la utilización de cámaras con luces infrarrojas en su Centro de Investigación y Desarrollo (CID) de Dearborn, en Estados Unidos, con el fin de detectar fugas de aire dentro del habitáculo de los vehículos nuevos y así lograr un total aislamiento del habitáculo con el ambiente externo.

Según una demostración efectuada en el CID, los ingenieros llenan el habitáculo del vehículo con aire caliente (hasta una temperatura de 60 grados) para captar con una cámara infrarroja los puntos más vulnerables por donde se podría filtrar el ruido e interferir con los sistemas de audio y otras opciones de entretenimiento que ofrece la marca.

Esos puntos indican algún tipo de fuga de aire en el habitáculo, lo que en la práctica se traduciría en un aumento del confort interior, mejorando el desempeño de los sistemas de climatización y el aire acondicionado. Ford aseguró que es el primer fabricante de automóviles que utiliza la tecnología infrarroja para detectar fugas de aire y, por lo tanto, orificios en el habitáculo.

DATO:
Antes de utilizar esta tecnología, Ford practicaba métodos más "rudimentarios", como llenar el vehículo con humo para detectar los puntos de fuga o incluso estetoscopios médicos para escuchar el silbido del aire escapándose.

Con información de agencias

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.