Un verdadero híbrido de diseño y mecánica: súper deportivo Laraki Epitome

Basado en el Corvette C6 y con un polémico diseño, Laraki Motors hizo este singular auto que es capaz de calcular y aprovechar la mezcla exacta de dos tipos de combustible de diferente octanaje.

Redacción Motor

09:55 p.m. 20 de agosto del 2013

 Conozca el singular deportivo Laraki Epitome

Los diferentes Concours d’Elegance además de reunir lo mejor y más selecto en marcas automotrices, son una gran oportunidad para presentar en sociedad extraños y exquisitos aparatos. Para esta ocasión en el Pebble Beach Golf Course, en California (Estados Unidos), Lakari Motors llevó su modelo Epitome, un altivo súper deportivo rojo de 1.750 caballos de potencia.

El Epitome es un deportivo basado en el chasís del Chevrolet Corvette C6, pero en lo que a su diseño concierne, causa gran impacto y polémica pues sus líneas no son fluidas aunque tiene todo el potencial para ser el protagonista de una película del futuro.

Todo su cuerpo está formado de fibra de carbono en una combinación bicolor y varias de sus piezas se ajustan a la carrocería. Sin embargo, por sus materiales y por su armada marca un peso final en la balanza de 1.270 kg, 181 kilos menos de peso que el C6.

Su motor es una versión revisada del 7.0 litros V8 de Chevrolet, con todas las piezas internas mejoradas y un buen par de turbocompresores. Lakari dice que el motor da para 1.200 caballos de potencia con gasolina regular. Sin embargo el Epitome tiene dos tanques de gasolina, uno para corriente y otro para gasolina de 110 octanos. Al pulsar un botón, el auto comienza a consumir una mezcla de los dos combustibles, mientras que el mapa del ECU hace los cálculos para sacar el máximo provecho de esa combinación. Al subir el octanaje, el motor del Epitome llega a producir 1.750 caballos de potencia.

La firma solo planea construir nueve ejemplares, cada uno con un precio de dos millones de dólares.

DATOS
Por más de una década Lakari Motors ha estado presente en varios salones internacionales del automóvil. Debutó en el Salón de Ginebra de 2002 con el Fulgura –basado en el Lamborghini Diablo– y volvió al salón suizo de 2005, llevando el Borak. El hombre detrás de Lakari Motors es Abdesslam Lakari, un diseñador marroquí que inició creando yates de lujo, aunque también trabajó para el estudio de Franco Sbarro.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.