Hyperloop, la revolución tecnológica para los viajes de larga distancia

El CEO de Tesla y Space X, Elon Musk, presentó un proyecto que involucra electromagnetismo, tubos de vacío, levitación y cápsulas para transportar pasajeros a una velocidad de más de 1.220 kph.

Redacción Motor

07:26 p.m. 13 de agosto del 2013

Imágenes del proyecto Hyperlooop 

Como todos los proyectos de Elon Kusk, CEO de Tesla y la empresa aeroespacial SpaceX, el Hyperloop promete reunir las mejores y más avanzadas soluciones tecnológicas en materia de movilidad rápida, ecológica y eficiente en un propuesta con la que el ingenioso y exitoso personaje quiere revolucionar el transporte masivo de pasajeros acortando las enormes distancias a la asombrosa velocidad de 1.220 kph.

Esta presentación incluyó un completo estudio de viabilidad del que sería un megaproyecto de ingeniería, enfocado lastimosamente a países o comunidades altamente desarrolladas, en los que se requiere una solución para esos viajes de costa a costa en el que se convertiría en el transporte terrestre más rápido del planeta.

El Hyperloop tiene como objetivo principal el ofrecer una híper velocidad con el minimo consumo energético, más eficiente y ecológico que los trenes de alta velocidad y es visionario en su aplicación tecnológica.

Por ejemplo, el Hyperloop sería en principio una red de 'tubos' sellados dentro de los cuales viajarían cápsulas en las que estarían acomodados los pasajeros con todos los lujos y conexiones de norma y que funcionarían en contravía de la industria pues su ideal será 'recoger' la mayor cantidad de aire disponible al frente para poder ofrecer un principio de levitación.

Su funcionamiento empezaría por un motor principal que se encargaría de 'lanzar' las cápsulas a las velocidaddes fantasticas. Dicho propulsor sería de inducción lineal y funcionaría de forma intermitente y una vez que se llegue a la máxima velocidad, el sistema mantendrá la velocidad a través de una succión permanente del aire que queda en la superficie frontal de las mismas. Dicho aire se usaria al mismo tiempo para 'inyectarse' en conductos inferiores conectados a la parte baja de las cápsulas, lo que originaría la levitación de las mismas por expulsión a alta presión. Al mismo tiempo, el motor eléctrico se encarga de desacelerar las cápsulas

Para ahorrar energía eléctrica, pues el sistema consume un estimado de 21 MW, todo el conjunto tendría páneles solares  lo largo de la red con los que, según los estimativos de Musk, podrían disponerse de hasta 57 MW de potencia máxima.

Trasladado al plano real, el proyecto simula la unión de las ciudades de Los Ángeles y San Francisco en un tiempo de 35 minutos con una distancia superior a los 620 Km y los costos para implementar alcanzan los 6.000 millones de dólares, que para una megaobra de ingeniería como esta no es elevado y despertaría el interés de diferentes inversores.

Lo más interesante sería que para la gente el costo quedaría tan suspendido como las cápsulas, pues por trayecto no se pagarían más de 20 dólares. Claro, un precio que busca volumen pues se espera que lo usen unos 7.4 millones de pasajeros durante 20 años para mantener tan atractivo precio por pasaje.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.