Agencia de seguridad estadounidense investiga modelos de Ford, Toyota y Honda tras incidentes

Las alertas se encendieron luego de que el Consejo de Consumidores del Estado de Carolina del Norte revelara dos denuncias contra el fabricante Ford. Toyota y Honda también son investigados.

Redacción Motor

03:15 p.m. 26 de febrero del 2013

La agencia reguladora de la seguridad en el tráfico de Estados Unidos investiga cuatro modelos de automóviles del fabricante Ford y otros modelos de las marcas Toyota y Honda tras denuncias sobre una repentina disminución de la potencia del motor para el primero, fallas en la dirección para el segundo y frenadas en seco inesperadas para el último.

La investigación abarca en total a 1.3 millones de vehículos, cubriendo a 725.000 unidades de los modelos Ford Escape y Fusion construidos en el 2009-11, así como el Mercury Mariner y Milan, según una nota publicada en el sitio web de la National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA).

"Los consumidores han reportado incidentes sobre una insuficiencia en el cuerpo de la válvula electrónica reguladora durante la conducción, que provoca una reducción repentina de la potencia del motor", señaló la nota de la NHTSA.

La investigación fue decidida tras la formulación de unas 1.500 denuncias por usuarios de los vehículos Ford. Los problemas derivaron en tres incendios y en un incidente con lesionados, señala el texto de la NHTSA.

La investigación comenzó después de que el Consejo de Consumidores del estado de Carolina del Norte contactó a la NHTSA con informes de dos denuncias. Un portavoz de Ford dijo que la empresa cooperará con la agencia.

Honda y Toyota, también en la mira
El Toyota Prius también es objeto de investigación a raíz de las denuncias que hablan sobre fallas técnicas en la dirección y que podría afectar alrededor de 561 mil vehículos. Los modelos mencionados en el informe fueron los construidos entre el 2004 y el 2009.

Por su parte, Honda no la tiene tan difícil como los otros. La NHTSA estudia cerca de 87.000 vehículos, se desconocen por el momento marcas y modelos, luego de las quejas presentadas por un inesperado freno en seco que ocurre, probablemente, por un sensor defectuoso en el sistema de asistencia que desestabiliza de inmediato el vehículo y pone en riesgo la vida de sus ocupantes.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.