El 7 de Agosto, la bodega más grande del país

Desde hace más de 30 años este barrio ha sido la herramienta para que uno de los sectores más importantes del país no se vare.

Redacción Vehículos

08:39 p.m. 06 de agosto del 2015
La bodega más grande del país

La bodega más grande del país

Daniel Otero Bravo
Redactor de EL TIEMPO

Hace 196 años un ejército de 2.850 combatientes ‘criollos’ liderados por Simón Bolívar se enfrentaba al ejército español que buscaba tomarse a Santafé de Bogotá. Hoy, esta emblemática fecha es inmediatamente relacionada con un centro vital de la vida del sector automotor capitalino y nacional.

Cualquier día de la semana, pero especialmente en un sábado, entrar al barrio 7 de agosto en Bogotá es toda una experiencia. Con accesos por vías principales, secundarias y de barrio, que permiten llegar allí desde cualquier lugar de la ciudad, penetrar en esta zona es adentrarse a otro mundo.

La bodega más grande del país

La bodega más grande del país

Ubicado entre las calles 63 y 68, y carreras 24 y 30 (con sus interminables ‘apéndices’ de letras y ‘bis’), el 7 de agosto hace parte de la localidad de Barrios Unidos, establecida a mediados de los años 30. De lugar de haciendas en siglos pasados, a barrio residencial desde los años 40, esta zona ha pasado a ser hoy en día epicentro de todo aquel que busque cualquier parte o reparación exprés para cualquier carro.

De unos 10 talleres y almacenes que había establecidos en 1982, para 1985 ya se reportaban más de 300 negocios gracias a la demanda de clientes que por razones de seguridad, conveniencia o cercanía comenzaban a dejar de lado el comercio homónimo en el centro de la ciudad (que además se enfocaba principalmente en vehículos pesados y partes usadas).

Ahora, según cifras de Asopartes, en el 7 de agosto se registra una cifra cercana a los 1.500 negocios que tienen el repuesto que busca al precio que necesite. Lo cual será indicio primordial de lo que espere a cambio, pues con toda seguridad lo que le cobran dirá mucho sobre su calidad, procedencia y durabilidad.

La bodega más grande del país

La bodega más grande del país

Y es precisamente la forma en que se realiza esa búsqueda lo que le da al 7 de agosto su identidad en términos vivenciales, donde la informalidad toma protagonismo y la inmediatez es regla. Aquí el paisaje se tiñe de huecos, del humo del carro que va por su arreglo y del sonido de un martillo que moldea el costado de un auto que busca regresar a su forma original.

Quien llega en carro se enfrenta a esta vista en primera marcha y a la velocidad que esta, y el denso tráfico ocasionado por los buses de servicio público y (dobles) filas de autos estacionados donde quepan, lo permitan. La ventana abajo se convierte en el mostrador para que los comisionistas de cada cuadra le ofrezcan lo que busque. Lo tengan o no. Porque de todas formas, original, de segunda, o mandado a hacer, seguramente encontrará o le fabricarán lo que necesite.

Es tan importante el mercado, que a pesar de ser una zona heterogénea en cuanto a la autenticidad de las piezas, las grandes marcas, directa o indirectamente, participan y muchos almacenes ofrecen los repuestos genuinos contra el catálogo del vehículo original, y los hacen llegar desde las propias bodegas de ensambladoras e importadores en el cuso del día. Eso sí, salvo muy pocas excepciones, no hay tarjeta que valga, pues toda 'transacción' se hace en efectivo.

“En un momentico” un empírico maestro le da un diagnóstico claro y certero, le cotiza el trabajo y le arregla el fallo o instala el repuesto que buscaba. Cuando la operación toma un poco más de tiempo, puede que no encuentre sala de espera, pero sí más de un puesto (fijo o ambulante) para darse un ‘tour gastronómico’ y más de un carro tan llamativo como el colorido paisaje de avisos que advierten sobre las interminables especialidades de cada negocio. Pero cuando la búsqueda se extiende y no hay de otra que dejar el carro estacionado, como dijimos, donde quepa, y seguir a pie, la seguridad no estará en la lista de preocupaciones. Por encima de la extensa competencia reina un fuerte sentido de compañerismo y la voz de un sector que puja por su buena reputación.

La bodega más grande del país

La bodega más grande del país

De la misma forma, la competencia generada por otras zonas de la ciudad dedicadas al mismo negocio y la creciente venta de vehículos nuevos ha cobrado su cuota sobre los ingresos del 7 de agosto (que según Asopartes asciende a los 430 millones de pesos diarios), pero la garantía de encontrar prácticamente sin falta lo que sea que necesite le sigue dando protagonismo por encima de los demás.

Irremediablemente los carros envejecerán y sus piezas irán caducando con el tiempo, pero en este sector que no se vara siempre estará esa mano experta que no dejará que usted lo haga. Mientras siga habiendo carros y dueños con la tarea de mantenerlos a punto, originales o más allá de reconocer su origen, el “ejército criollo” del 7 de agosto seguirá combatiendo por la libertad de marcha de los carros.

Noticias recomendadas

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.