Alcaldes no invierten en señales pero sí en cámaras para 'Fotomultas'

La legislación colombiana habilitó a las Secretarías de Tránsito para implementar medios tecnológicos para la detección de infracciones.

Por Redacción Vehículos

03:52 p.m. 16 de octubre del 2015
Fotomultas, prevención o gran negocio

Fotomultas, prevención o gran negocio

La ley también conminó a los alcaldes y gobernadores, a través de la Resolución 1384 de 2010, a señalizar las velocidades máximas y mínimas para vehículos de servicio público y particular de acuerdo con el “Método para establecer límites de velocidad en carreteras colombianas”, elaborado por la Universidad del Cauca.

Pero alcaldes y gobernadores dejaron de lado esta obligación y se inclinaron por la instalación de cámaras. La ley dice que los recursos captados por las multas de tránsito deben invertirse en mejoramiento de la seguridad vial y dotación y equipos para las unidades de tránsito. La queja recurrente en varias ciudades y municipios es que esos dineros en gran parte se están quedando en manos de privados, es decir, en las de los operadores de las cámaras.

La distribución del recaudo en algunos casos es 60 por ciento para el operador de las cámaras y 40 para el municipio. Adicionalmente, algunos contratos estipulan que si el operador no logra llegar al mínimo de recaudo, al municipio le corresponde ‘completar la cuota’ con sus propios dineros.

Fotomultas, prevención o gran negocio

Fotomultas, prevención o gran negocio

Para sustentar la validez del proyecto de ley, los autores del proyecto señalan que “hay un interés muy marcado de las entidades territoriales en la puesta en funcionamiento de estos mecanismos de control.

A la fecha, 35 entidades territoriales han recurrido a la utilización de estos mecanismos, y la cifra va en aumento. Día a día son más los dispositivos instalados debido a la eficiencia en el control, sino también por ser esta una fuente de recursos vía multas para la entidad que los instala.

Se calcula que 6 de cada 10 ‘fotomultas’ que se imponen en Colombia son por sobrepasar los límites de velocidad. “Límites que en un número importante de los casos el ciudadano no conoce, debido a que estos mecanismos no son perceptibles para los conductores y no se acompañan de la suficiente señalización que permita conocer su existencia… Estos mecanismos se han convertido en verdaderas trampas para los turistas que por ejemplo recorren una vía, sin conocer de manera detallada los límites de cada zona y los lugares donde se ubican estos dispositivos”, aseguran los senadores Guerra y Lizcano.

Noticias recomendadas

Más noticias

Con paso firme freno a ‘fotomultas’

La Plenaria del Senado aprobó en segundo debate el proyecto de ley que pone en cintura los sistemas electrónicos de foto detección de infracciones.<br>

Así empezó el lío de las fotomultas

La Ley dejó en manos de los alcaldes y gobernadores la responsabilidad de fijar los límites de velocidad y la señalización en carreteras.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.