alineación: una tarea periódica para el ahorro

Dentro de los mantenimientos que se recomiendan a medida que se acumulan kms y años, siempre figuran la alineación de las suspensiones y el balanceo.

Por Redacción Motor

11:50 a.m. 25 de agosto del 2016
Cuide las llantas de su vehículo

Cuide las llantas de su vehículo

La alineación y el balanceo son operaciones importantes de cumplir, pues el mal estado de esos elementos atrae otros daños más costosos y un manejo inseguro. Sobre todo eso.

Veamos. La alienación consiste en graduar el apoyo de las ruedas con respecto al piso, de acuerdo con unas medidas sugeridas por la fábrica y expresadas en el manual. Según el carro y su ingeniería son diferentes en cada caso, aunque muy similares, pues responden a una misma necesidad.

Jueves de Mecanica: las 10 mejores respuestas de Jose Clopatofsky sobre llantas

Jueves de Mecanica: las 10 mejores respuestas de Jose Clopatofsky sobre llantas

La razón es que las llantas están conectadas al chasís del carro mediante brazos que giran o pivotan sobre un eje o rótula en un extremo. Necesaria e ineludiblemente, esa subida y bajada de los brazos o tijeras genera un movimiento en arco de las ruedas, cuyo ángulo varía en un extremo u otro, y es lo que llamamos el cámber.

Suspensión y dirección 02

Suspensión.

Todos los carros tienen un preajuste del cámber que está calculado de tal manera que cuando se apoye la llanta externa en una curva, su movimiento angular le conceda el apoyo de todo el caucho sobre el piso para mayor agarre.

Los brazos de la dirección tienen el mismo efecto de hacer cambiar los ángulos de las ruedas cuando se mueve el conjunto de la suspensión. Pero por la forma como actúan sobre el ‘cacho’ o ‘portamangueta’ donde va anclada externamente la suspensión, no generan cambios del apoyo de la rueda en el sentido perpendicular, sino que abren o cierran el paralelismo con el cual avanzan.

Suspensión y dirección_01

.

Teóricamente, esos ajustes de fábrica no deberían cambiar, pero a la larga siempre se deben revisar porque los golpes contra las imperfecciones del piso, los huecos, el cambio de altura por cansancio gradual de los resortes o el desgaste de las piezas de conexión, hacen que una revisión de medidas y su calibración a la tabla del carro sea una operación sugerida cada 30.000 kilómetros, por corrección o cuando se cambian piezas gastadas.

Si no se hace esto, las llantas se van a gastar más rápido de la cuenta y el agarre del carro al piso será inferior.

Llanta con tecnología Silent Core

Llanta con tecnología Silent Core

DATO
En la próxima entrega, el rollo del balanceo.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.