El amplio mundo de las pick-ups

Este segmento ofrece alternativas de vehículos en los cuales la tecnología, el diseño, el confort y su desempeño en el trabajo son claves al comprar.

Redacción Vehículos

12:41 p.m. 19 de mayo del 2017
Mitsubishi L200

Renovación para la pick up Mitsubishi L200

Las camionetas con platón, o pick-ups como se les conoce, históricamente nacieron para el trabajo rudo, eran austeras y con un equipamiento básico. Sin embargo, con el paso de los años los fabricantes empezaron a ofrecer modelos más grandes con mayor confort y equipamiento.

Ese cambio arrancó a comienzos de los años 80 cuando los japoneses aparecieron con vehículos más pequeños, de motores racionales y muy eficientes, que empezaron a destronar a los de Estados Unidos y se convirtieron en verdaderas herramientas de trabajo pues servían como pick-ups rasos, como chasises para montar furgones y otras aplicaciones o usos.

Un ejemplo exacto es la Chevrolet LUV (Isuzu) que fue el primer paso de un vehículo japonés en el país cuando fue ensamblado por GM Colmotores. Luego todas las marcas imitaron este producto.

Con el correr de tantos años, el pick-up rústico de trabajo fue asimilando variantes como las cabinas dobles e incorporando elementos de seguridad y confort, además de crecer en proporciones.

Según diversos fabricantes consultados, esto obedece en gran parte a las exigencias de los mismos consumidores y a la tendencia del mercado mundial. Este cambio es palpable pues atrás parecen haber quedado esos modelos de pick-ups básicos y casi industriales y en el mercado hay pocos sobrevivientes.

Nissan Frontier

Nissan Frontier

Uno de ellos es la Nissan (NP300 Frontier), que mantiene en el mercado nacional versiones de cabina sencilla y chasís con impulsión trasera, capacidad de carga de una tonelada y motor a gasolina de 2.5 litros. Según la marca sus clientes principales están vinculados al sector de la construcción y pequeños empresarios. Con características similares hacen también parte de la oferta la Wingle 5 chasis de Great Wall y una gran variedad de minitrucks de origen chino con diferentes configuraciones.

Otro factor que tienen en cuenta los fabricantes es el perfil del consumidor de este segmento, el cual ha cambiado en los últimos años y que en ciertos casos buscan un vehículo con platón para uso recreacional más no de trabajo.

Aspectos como la conectividad, el espacio interior, la capacidad de carga, el mejoramiento del confort mediante sofisticados sistemas de suspensión, el equipamiento con asistentes electrónicos de arranque en pendiente y descenso, y aspectos de seguridad pasiva y activa, son claves al tomar la decisión de compra.

Este segmento del sector que es el tercero en ventas con un 4.8 por ciento de participación, se ha enriquecido con la llegada de nuevas propuestas como las de Renault, que incursionó en 2016 en el mundo de las pick-ups por primera vez con sus modelos Alaskan y Duster Oroch. Ver: ‘Ventas’.

Renault Alaskan

Renault Alaskan

A pesar de las dificultades que ha tenido el país en materia económica, el principal consumidor continúa siendo la industria minera y petrolera, junto con el sector agrícola y ganadero, seguido por el de los microempresarios, el de gobierno y defensa.

Así está el mercado

En la actualidad el segmento de pick ups se divide en tres grupos diferenciales según su tamaño, mecánica, y capacidad de carga.

El primero corresponde a las pick-ups pequeñas y minitrucks, donde marcas no tradicionales, han visto un espacio y un mercado a conquistar con productos que no cumplen estrictamente con el ADN propio de un vehículo de trabajo, al tener una capacidad de carga entre 600 y 900 kg, motores con cilindradas desde 1.1 cm3, cajas mecánicas, y tracción 4x2.

Nos referimos a fabricantes como Fiat con la Strada o Volkswagen con la Saveiro, más de tipo recreacional, y a un grupo importante de minitrucks chinos, dirigido a pequeñas empresas familiares o microempresarios, en donde se encuentran marcas como: Changan, Changhe, Chery, DFSK, Great Wall, Foton, JMC, y Lifan con precios que van desde los 31 millones hasta los 50 millones de pesos y cuyas plataformas mecánicas por lo general están basadas en automóviles.

Un segundo grupo lo conforman las pick-ups medianas y grandes con tracción delantera o 4x4; doble cabina, sencilla o chasís, capacidad de carga promedio de entre 900 kg y una tonelada; y motores gasolina y turbodiésel de 2.0L en adelante.
De este hacen parte las gamas de Chevrolet D-max, Ford Ranger, Foton Tunland, Great Wall Wingle, Honda Ridgeline, Mahindra Pick Up, Mazda BT50, Mitsubishi L200, Nissan NP300 Frontier, Renault Alaskan y Duster Oroch, Ssanyong Actyon, Toyota Hilux, Volkswagen Amarok y ZNA, entre otras.

Volkswagen Amarok 2017

Volkswagen Amarok 2017

Su precio arranca desde los 50 millones de pesos y llegan a superar los 150 millones, de acuerdo al equipamiento, motorización, fabricante y procedencia.

Este es el grupo más competitivo. Según datos del Runt al cierre del 9 de mayo, Nissan con la gama NP300 Frontier es el líder del mercado con 1.353 unidades matriculadas, seguida por Renault con 738 registros (sumadas 226 unidades de Alaskan y 512 de Duster Oroch). En cuanto a Toyota Hilux se han matriculado 406 unidades; Chevrolet D-Max, 287; Volkswagen Amarok, 192; y Mazda BT-50, 94.

Finalmente está el grupo de extra grandes donde Ford con la F150, la nueva Raptor y la RAM 2500, dominan este mercado de nicho con modelos cuya capacidad de carga y arrastre supera la tonelada. Están equipados con motores de cinco litros, un gran confort y su precio está por encima de los 120 millones de pesos.

El origen del pick-up
Este vehículo es tan antiguo como el automóvil mismo. El primer montaje de fábrica lo hizo Ford basado en su modelo T con una carrocería trasera modificada.
Se estrenó en 1925 y se vendió por 281 dólares comercializado bajo el nombre de Ford modelo T Runabout.
Sin embargo el auge de las pick-ups en los Estados Unidos, se dio al finalizar la segunda guerra mundial cuando Ford, Chevrolet y Chrysler sacaron modelos que fueron muy pedidos en el sector agrícola.

Ventas de picks-up
Al cierre del 2016 el mercado de pick-ups alcanzó matricular 12.215 unidades lo que representa una participación del 4.8 por ciento del mercado, por detrás de los automóviles y SUV respectivamente. Entre las diez marcas de mayor venta Nissan fue líder con 3.182 unidades seguido por Renault (2.642), Toyota (1.515), Ford (912), Chevrolet (820), Volkswagen (687), Foton (513), Changan (422), Mazda (368) y Mitsubishi (332).

Foton Tunland

Foton Tunland

Matrículas por departamentos
En 2016 en Bogotá fueron matriculadas 3.552 pickups, seguido por Antioquia con 1.784, Valle de Cauca (1.322), Cundinamarca (1.162), Santander (703) y Atlántico (568).

La pick-up de Mercedes-Benz
Hace algunos años Mercedes-Benz anunció la creación de su primera pick- up, gracias a su alianza con Nissan, y compartirá gran parte de los elementos de la arquitectura de la Nissan NP300 y le incorporarán los accesorios del nivel de Mercedes, además de un motor propio de la gama Daimler y será comercializado en los mercados europeo, latinoamericano, australiano y surafricano. Se trata de la Clase X, que hizo una primera aparición a finales del año pasado, en un evento especial organizado por la marca para medios internacionales en Suecia y cuya fecha estimada de producción está para fines de este año. A raíz del crecimiento de la clientela, Mercedes está estudiando la posibilidad de venderlo en Estados Unidos, aunque sus dimensiones sean algo pequeñas para lo que ese mercado suele consumir. Esta misma plataforma de Nissan es la que vende Renault con el nombre de Alaskan.

Noticias recomendadas

Más noticias

Imágenes de la Suzuki SV650X ABS

Bajo las luces del Salón de Milán fue presentada esta motocicleta café racer de Suzuki, con motor bicilíndrico de 645 cm3.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.