Andemos: seguridad de los carros es cuestión de voluntad del Gobierno

Oliverio García, Presidente de la Asociación Colombiana de Vehículos Automotores (Andemos), expone cuatro puntos con los que se podría mejorar.

Por Redacción Motor

05:20 p.m. 07 de julio del 2015
Seguridad_Andemos_01

La seguridad en los vehículos que se vende en Colombia se podría mejorar con voluntad del Gobierno

En una carta, dirigida al actual Viceministro de Transporte, Enrique José Nates, el presidente de Andemos, Oliverio García le formula cuatro recomendaciones para mejorar los estándares de seguridad para todos los vehículos nuevos que se vendan en Colombia sin necesidad de hacer grandes operaciones, crear departamentos o gigantescas inversiones.

Estos son (tomados de la carta):

1. Adhesión de Colombia al WP29, que es el comité de armonización de vehículos de las Naciones Unidas. El WP29 comprende los reglamentos técnicos que deben cumplir los vehículos en materia de fabricación y equipos de seguridad, que autorizan circular en muchos países.

RAZÓN: El cumplimiento de los reglamentos técnicos de las Naciones Unidas, no solo eleva los estándares de calidad que deben cumplir los vehículos, sino que le ahorraría al país miles de horas hombre en el desarrollo de la reglamentación que deben cumplir los vehículos en Colombia, tanto importados como nacionales.

DATO: Brasil anunció su adhesión al WP29 y Ecuador participa activamente en este comité en Ginebra. En Colombia este tema es de competencia del Ministerio de Comercio, y aunque ya somos miembro observador, no hemos oficializado la decisión de adherirnos como miembro pleno.

Seguridad_Andemos_

Andemos le mandó una carta al Vice Ministro de Transporte de Colombia.

2. Exigir los certificados de homologación (aprobados por la IAF) de los vehículos exigidos por la WP29 y emitidos por laboratorios con reconocimiento internacional que poseen altísimos estándares de medición.

RAZÓN: No es necesario montar una infraestructura de laboratorios en Colombia para tal fin, sino una política de calidad que permita la aceptación de dichos certificados de homologación de los vehículos, y con esto asegurar el cumplimiento de los mayores estándares en los vehículos.

3. Eliminar el límite de FOB US 30 mil del estatuto tributario que establece un mayor impuesto al consumo para vehículos importados (artículo 74 de la Ley 1607 de 2012), lo que desincentiva la importación de autos con tecnologías avanzadas que viene incorporando la industria mundial.

RAZÓN: Además de ser una medida discriminatoria contra el vehículo importado, carece de sentido alguno que los vehículos más seguros estén expuestos a pagar más impuestos, cuando debería ser todo lo contrario sin importar su origen. En las reformas tributarias del 2011 y la del año pasado, así como en el Plan Nacional de Desarrollo, la Asociación ha solicitado eliminar este impuesto que atenta contra la seguridad de los colombianos, sin ninguna respuesta positiva.

Seguridad_Andemos_01

El reciente caso del Renault Clio y la seguridad en los taxis volvió a poner el tema en las agendas.

4. Actualización del Artículo 30 de la Ley 769 (por la cual se expidió el Código Nacional de Tránsito), para redefinir los elementos de seguridad obligatorios que deben tener los vehículos nuevos que se venden en Colombia.

RAZÓN: El Equipo de Prevención y Seguridad mínimo que deben portar todos los vehículos automotores que circulen en las carreteras colombianas debe ser reglamentado por el Ministerio de Transporte y en el Código se deben integrar los elementos que a nivel mundial se consideran como básicos para la seguridad para que la legislación local no se quede rezagada de estos avances tecnológicos. En el mismo documento se deben modificar aquellos que la misma tecnología ha mandado al baúl, sin que esto signifique un incumplimiento de la norma, como un ejemplo de ello, la cada vez más escasa llanta de repuesto.

Noticias recomendadas

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.