Asoma el Mustang 10’000.000

Ford presentó esta pieza histórica de su ‘muscle car’, reconocido desde 1964 como uno de los más icónicos de la cultura automotriz norteamericana.

Revista Motor

03:25 p.m. 23 de agosto del 2018
Mustang 10.000.000

Mustang 10.000.000

Se trata de un convertible blanco, de 460 caballos de potencia, émulo del también descapotable de los años 60 animado por un motor V8 de 164 unidades.

Dieciocho meses de trabajo fueron suficientes para concretar la idea de los directivos de Ford de fabricar un vehículo más joven y atrevido que el Falcon, el cual rodaba en 1964 cuando vieron la luz los primeros Mustang de techo duro y convertible sobre la plataforma de aquel sedán y, un año después, la versión fastback o GT diseñada por el constructor de prototipos Carroll Shelby, el papá de los famosos y muy costosos bólidos Cobra.

Se presentó en el Salón de Nueva York de ese año y fue un éxito inmediato de ventas, lo cual motivó la aparición de piezas similares de otras marcas, todas asociadas al segmento de los ‘muscle cars’ (autos musculosos), un término acuñado espontáneamente desde las décadas de los años 60 y 70 para describir estos bólidos de diseño extravagante y motores potentes.

Desde entonces, el Mustang no se ha dejado de producir, incluso a pesar de la crisis del petróleo de las décadas de los 80 y 90, que obligó a la marca a diseñar modelos más pequeños y ‘populares’, alejados por completo del aspecto ‘musculoso’ de los primeros ejemplares, hasta cuando en el 2005 reapareció con la cara y el estilo que marcaron sus primeros años de vida.

Mustang 10.000.000

.

Desde entonces, las plantas que producen el Mustang no se han detenido y las ventas mundiales continúan creciendo, al punto que, 54 años después de su nacimiento, apareció en la línea de producción de Flat Rock (Estado Unidos), la unidad 10’000.000.
Para celebrar por todo lo alto, el ejemplar recibió un poderoso motor de 5,0 litros y 460 caballos de potencia, unido a una caja manual de seis velocidades, y fue armado con una carrocería GT convertible de color blanco Wimbledon, que coincide con la del precursor de la saga, de 1964, que se movía con otro V8 de 164 unidades y una caja manual de tres marchas.

A lo largo de sus 54 años de vida, Mustang se ha fabricado en San José (California), Metuchen (Nueva Jersey) y en la planta de producción original, ubicada en Dearborn (Míchigan). La pieza 10’000.000 también es oriunda de Míchigan, específicamente de Flat Rock.

Mustang 10.000.000

.

DATO
El Mustang llegó al mercado norteamericano como respuesta al Chevrolet Corvette, que rodaba con éxito desde 1953 en Estados Unidos. Competía entonces con el Ford Thunderbird, un modelo que, finalmente, no estuvo a la altura de su rival y obligó a la compañía a pensar en un sustituto más imponente y, sobre todo, asequible al bolsillo de los norteamericanos.

Tres sobrevuelos de igual número de aviones caza P-5 Mustang de la Segunda Guerra Mundial sirvieron de marco para la celebración del evento en el cual desfilaron, desde Dearborn hasta Flat Rock, un sinnúmero de ejemplares de todas las épocas.

Mustang 10.000.000

.

Homenaje a Steve McQueen

Cinco décadas después de la famosa persecución protagonizada por Steve McQueen a bordo de un Ford Mustang en la película Bullitt, la marca norteamericana decidió rendirle homenaje con un ejemplar de edición limitada, pintado con el color verde oscuro que usó en 1968 o en negro ‘sombra’, exclusivo para este modelo. La carrocería es la del GT convencional y el motor es un V8 de 5,0 litros pero de 428 caballos de potencia y 595 Nm de torque, con transmisión manual maniobrada desde una barra de cambios que copia la del Bullitt original.

Mustang 10.000.000

.

Noticias recomendadas

Más noticias

Nueva imagen para el Toyota Corolla

La generación doce del sedán más vendido del mundo recibió una importante renovación que incluye un mayor desempeño y unas líneas más actualizadas.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.