El Automóvil Club de Alemania reveló los peligros de ir atrás sin cinturón de seguridad

La división de seguridad del organismo realizó unas exigentes pruebas de choque para demostrar lo que suceden en caso de un accidente si se va a más de 80 kph y los pasajeros van 'sueltos.

Redacción Motor

10:37 p.m. 24 de octubre del 2012

En Alemania hay un tipo de accidentes que se designan como "Disc Crash" y que se refieren a aquellos que les suceden principalmente a los hombres entre los 25 y 40 años luego de salir de una discoteca. Estos son muy frecuentes y suelen ocurrir cuando los autos que conducen a más de 80 kph se salen de la carretera y se estrellan contra objetos sólidos, como por ejemplo un árbol. Sus consecuencias, la mayoría de las veces son fatales.

En sus investigaciones, las autoridades de este país pusieron todos los elementos que desencadenaron estas tragedias y coincidieron en varios puntos. Por ejemplo, se produjeron durante los fines de semana, en  la mayoría de estos trágicos choques no se involucró la ingesta de alcohol por parte del conductor, pero sí el cansancio y el exceso de velocidad. También, los carros pertenecientes a diferentes marcas y rangos, habían superado las exigentes pruebas de seguridad europeas y contaban con airbag y otros sistemas avanzados de seguridad.

Sin embargo, encontraron que un sólo detalle alteraba todos los patrones y este  desencadenaba enormes lesiones en los ocupantes: los pasajeros de la silla trasera nunca se ajustaron el cinturón de seguridad.

Para comprobar el potencial peligro de viajar con pasajeros que no usan el cinturón de seguridad el Automóvil Club de Alemania hizo una prueba de choque, más exigente que la de EuroNcap, en la que subió la velocidad hasta los 70 kph, puso los dummies sin el elemento de seguridad restrictivo y un obstáculo frontal similar a un poste.

El resultado comprobó, y dejó constancia en video, lo catastrófico de este hecho. A pesar de las estructuras deformables, los airbag y de que el vehículo cuente con una avanzada seguridad, en el interior los cuerpos de los pasajeros se convierten en pesados misiles que chocan entre sí, reduciendo el espacio para las piernas y la efectividad de las bolsas para quienes viajan adelante y haciendo que las fuerzas de desaceleración alcancen para todos un umbral crítico que tiene como consecuencia, incapacidades permanentes o la muerte.

La prueba recreada por el ente alemán (ADAC) también reveló que las estructuras de protección frontal de un carro que obtuvo 5 estrellas en EuroNcap, apenas cumplieron con su papel para proteger del ingreso del objeto a la cabina, pero no sirvieron para aliviar el desenlace.

De allí que el uso del cinturón de seguridad, que viene de serie en todos los puestos en los carros que se venden en Colombia desde 2004, no sea un capricho de las autoridades, sino una revelación de la importancia del uso del cinturón que nunca debe ser visto como una imposición o un elemento incómodo, sino como un verdadero 'salvavidas', mucho más fuerte y válido que todos los sistemas electrónicos y condecoraciones de seguridad que tenga el carro. No sólo es aprendizaje cultural, es cuestión de vida.

Muerte joven
En 2011, según datos de la Oficina Federal de Estadísticas de Alemania, 522 jóvenes entre los 18 y los 24 años murieron en accidentes de tráfico ya que están entre las poblaciones que manejan carros más viejos, sin sistemas de protección adecuados y cumplen con los parámetros de este tipo de choques en los que se combinaron el exceso de velocidad y la pérdida de control del carro, pero sobre todo, representan el doble de las muertes como consecuencia por no usar el cinturón atrás.

Así vamos en Colombia
1. En el Código Nacional de Tránsito se estipula que el no uso del cinturón de seguridad por parte de los pasajeros le acarrea al conductor una multa que equivale a 15 salarios mínimos legales diarios vigentes (Un poco más de 283.000 pesos en la actualidad).

2. El Fondo de Prevención Vial adelantó enormes campañas por el uso de seguridad en los puestos delanteros en primera instancia y luego para el transporte de niños menores de 12 años en los puestos traseros desde 2007.

3. Desde 2004 no se pueden vender en el país vehículos nuevos sin cinturones de seguridad en todos los puestos.

Cifra
30% de estos accidentes se hubiera podido evitar si los carros hubieran tenido control de estabilidad de serie, aunque el ADAC recuerda que este sistema no es infalible.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.