El primer gran bombardero, en ‘Mitos del aire’

Diseñado a finales de los años 30 en California por Consolidated Aircraft, el B-24 Liberator se convirtió en el avión militar más fabricado.

Redacción Vehículos

11:33 a.m. 30 de junio del 2016
B-24 Liberator

B-24 Liberator

A mediados de los años 30 la Fuerza Aérea de los Estados Unidos planteó el diseño de esta aeronave de grandes dimensiones, a causa del clima prebélico que vivía la Europa de la época.

El B-24 tenía las alas incrustadas en la parte superior del fuselaje, a fin de ganar espacio para la munición en sus bodegas, con capacidad de albergar hasta 3.600 kilos de proyectiles ubicados verticalmente.

Impulsado por cuatro motores Pratt & Whitney de 1.200 caballos cada uno, el B-24 tenía una gran autonomía de vuelo y sobresalía por sus cuatro torretas de artillería, situadas en la parte superior, en la cola, a un lado –detrás de la cabina de mando– y en el vientre.

Cada uno de estos puestos defensivos estaba equipado con dos ametralladoras Browning de 12,7 mm y la tripulación estaba compuesta por diez personas.

Buena parte de los bombarderos estadounidenses incorporaba torretas de artillería esféricas y retráctiles que se descolgaban del vientre del avión cuando el aparato entraba en fase de combate. Fabricadas en su mayor parte por la firma Sperry, acomodaban al artillero de la forma más ergonómica posible con la munición y un tanque de oxígeno.

B-24 Liberator

B-24 Liberator

Si bien el B-24 era muy valorado por su resistencia y alcance, muchos criticaban la facilidad con que se inflamaban los depósitos de combustible, ubicados a lo largo de la parte superior del fuselaje.

Sus indiscutibles ventajas lograron la comercialización de esta aeronave a las fuerzas aéreas de Australia, Canadá, Sudáfrica, India, Holanda y Nueva Zelanda, entre otras.

Reclámelo este jueves
Para obtener el B24 Liberator, recorte el cupón que saldrá este 30 de junio en EL TIEMPO y, más 21.900 pesos, reclámelo en librerías, almacenes de cadena, expendios o en los centros de venta de EL TIEMPO Casa Editorial.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.