Bajar la velocidad: tendencia para la seguridad

Las autoridades de tránsito de ciudades capitales buscan reducir los límites de velocidad. Peatones, ciclistas y motociclistas los más beneficiados.

Por Redacción Motor

12:48 p.m. 30 de mayo del 2017
Plan Retorno se rajó en movilidad

seguridad en la vía

Entre los años 2014 y 2015 se presentaron 66 siniestros viales por exceso de velocidad en la Avenida Boyacá, los cuales dejaron 21 personas fallecidas y 77 lesionadas. Esto llevó a la Alcaldía de Bogotá a implementar un programa de controles en esa importante vía de Bogotá.

El exceso de velocidad en las ciudades se constituye en un problema de seguridad vial, por lo que muchas capitales en diferentes partes del mundo han comenzado a ‘rebajar’ los límites con resultados muy favorables, una opción que también se está considerando en Bogotá.

Alerta por colapso en movilidad

movilidad y seguridad vial

En países como Suráfrica, Bélgica, Finlandia, Francia, Reino Unido, Alemania, Estados Unidos y Nueva Zelanda, donde redujeron los límites de velocidad o un nuevo límite fue implementado, encontraron una reducción en choques en las vías del 8 al 40 por ciento y como consecuencia de esa medida también hubo una notable reducción de muertes y lesiones de peatones, quienes son los más afectados.

Reducir el límite de velocidad en ciudades como Bogotá no tiene ninguna incidencia en el tráfico pues la velocidad promedio de la capital está entre los 19 y 23 km/h., pero sí sería de gran ayuda en corredores viales como la Avenida Boyacá, en especial en horas de la noche.

Las ‘patinadas’ de la Agencia de Seguridad Vial

Seguridad Vial.

Lo cierto es que el exceso o las altas velocidades influyen tanto en el riesgo de los choques como la severidad de las lesiones que puedan resultar de ellos.

El Manual de seguridad vial de la Organización de Naciones Unidas (ONU), dirigido a profesionales y a quienes deben tomar decisiones frente a este problema, dice que las altas velocidades “aumenta los efectos de los errores que puedan cometer los conductores. Es más probable que un conductor pierda el control de un vehículo o falle al anticipar a tiempo amenazas inminentes, por ejemplo”.

Las ‘patinadas’ de la Agencia de Seguridad Vial

Seguridad Vial,

En esas situaciones, las personas más vulnerables como los peatones, ciclistas y motociclistas tienen un alto riesgo de sufrir una lesión fatal cuando un vehículo las choca porque están desprotegidas o tienen elementos de protección muy limitados, como en el caso de motociclistas.

Investigaciones indican que mientras más personas vulnerables en las vías sobreviven si son impactados por un carro que va a 30 km/h, la mayoría muere si el golpe es de un vehículo que viaja a 50 km/h. Los peatones tienen un riesgo de cerca de 80 por ciento de resultar muertos por un choque a una velocidad de 50 km/h.

Hoy nadie sabe a ciencia cuales son los limites de velocidad

limites de velocidad

Cuando un vehículo va a 30 km/h y choca a un peatón, su oportunidad de sobrevivir es de 90 por ciento. Pero si el vehículo va a 50 km/h la probabilidad de sobrevivir al choque es sólo del 15 por ciento.

“Cuando un vehículo se mueve a 50 km/h usualmente necesita 13 metros para detenerse, mientras que si viaja a 40 km/h puede parar en 8,5 metros. Así que esa diferencia puede salvar peatones”, dice el Manual de la ONU.

Hay encuestas y estudios que sugieren que hasta un tercio de las colisiones que resultan en una fatalidad incluyen un elemento de exceso de velocidad. La velocidad es un agravante.

Sigue el lio de los limites de velocidad

.

Cambios en los límites
Entre 1987 y 1988, 40 estados en Estados Unidos aumentaron el límite de velocidad en autopistas interestatales de 88 km/h a 104 km/h. Esto resultó en un aumento en la velocidad promedio de los vehículos de cerca de 5 km/h. Durante el mismo período hubo un incremento en las muertes en estas carreteras de entre 20 y 25 por ciento.

En Ciudad de México la política consistió en modificar el Reglamento de Tránsito para disminuir la velocidad de circulación en las vías principales de la ciudad a un máximo de 50 Km/h y zonas de tránsito calmado con velocidades de 30 Km/h.

La Agencia Nacional de Seguridad Vial surgió con muchas expectativas

.

Se incorporaron radares para realizar un control policial efectivo. Así mismo, se incrementaron las sanciones entre un 10 y un 15 por ciento.

En los primeros 7 meses de implementación de la política de reducción de velocidad, la ciudad de México logró un 20 por ciento de reducción en las muertes.

En Sao Paulo, Brasil, se pasó a 50 km/h, en las vías arteriales y 40 km/h en áreas con gran flujo peatonal. Con la adopción de esta medida se logró el 22 por ciento de reducción de las fatalidades entre los años 2014 y 2015

Noticias recomendadas

Más noticias

Bicitaxis fuera de control

Incorporar motores a estos vehículos los convierte en un problema de seguridad vial. No cumplen normas de tránsito y las autoridades no los sancionan.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.