Bodas de oro: AMG, de cero a 50 años

"Hoy, la pasión de dos emprendedores es el ingrediente que nutre cada modelo AMG de Mercedes-Benz".

Revista Motor

04:45 p.m. 03 de octubre del 2017
Bodas de oro

Bodas de oro

Cinco décadas han pasado desde cuando los ingenieros Hans Werner Aufrecht (A) y Erhard Melcher (M) fundaron, en un molino abandonado, la “Oficina de ingeniería, construcción y búsqueda para el desarrollo de motores de carreras de Grossaspach (G)”. Hoy, la pasión de estos dos emprendedores es el ingrediente que nutre cada modelo AMG de Mercedes-Benz.

Todo empezó en 1960, cuando los ingenieros Hans Werner Aufrecht y Erhard Melcher se embarcaron en el diseño de un motor de carreras a partir de la máquina que equipaba el sedán Mercedes- Benz 300 SE, una iniciativa que contaba con el aval del centro de desarrollo de Daimler AG (dueña de la marca de la estrella) en donde trabajaban.

Sin embargo, y a pesar de sus avances, la compañía decidió retirarse de las competencias, lo cual no desanimó a estos fanáticos de la velocidad, quienes optaron por utilizar su tiempo libre para seguir con el proyecto, esta vez en la casa de Aufrecht, ubicada en Grossaspach, un pequeño distrito cercano a la meca de la industria automotriz alemana y domicilio de Mercedes-Benz: Stuttgart.

La terquedad rindió sus frutos en 1965, cuando otro empleado de Daimler, Manfred Schiek, se ubicó en la grilla de partida del Campeonato alemán de turismos (DTM) a bordo de un vehículo movido por el motor diseñado por Aufrecht y Melcher, y ganó no una, sino 10 carreras. Esta hazaña ubicó a estos dos emprendedores en el hall de la fama automovilística y los motivó a renunciar a sus empleos en Mercedes-Benz para fundar, en 1967, la “Oficina de ingeniería, construcción y búsqueda para el desarrollo de motores de carreras de Grossaspach AMG.

Bodas de oro

.

El nuevo taller arrancó labores en un viejo molino en Burgstall, una municipalidad enclavada en los alrededores de Stuttgart, en donde las máquinas rediseñadas por Aufrecht y Melcher se convirtieron rápidamente en obligatorias para varios equipos automovilísticos.

Sin embargo, fue hasta 1971 cuando dieron el primer y definitivo salto a la fama a bordo de un bólido rediseñado en su totalidad por ellos y bautizado Mercedes-Benz 300 SEL AMG 6.8 y utilizado en las 24 Horas de Spa-Francorchamps (competencia de duración de turismos y gran turismos), en donde se coronó campeón de su categoría y segundo en el total de categorías, a pesar de su gran tamaño y peso.

Bodas de oro

.

La presencia de este impactante sedán de color rojo confirmó no solo la calidad de los motores de AMG, sino el surgimiento de la personalización de carrocerías, una disciplina adoptada desde principios de los años 70 hasta hoy por ingenieros y diseñadores de la alianza Mercedes-AMG, que redunda en molduras aerodinámicas, suspensiones deportivas, rines de diseño especial y un interior acorde con modelos de alto performance como este.

Con la calidad demostrada y su debilidad por la marca que les inspiraron los pilotos Juan Manuel Fangio y Karl Kling al mando del F1 Silver Arrow, Aufrecht y Melcher se unieron a Mercedes-Benz y, juntos, abrieron en 1976 un taller especializado en motores de competición llamado Mercedes-AMG, ubicado Affalterbach (Alemania). En esa planta armaron el motor del mítico ‘Martillo’ (The Hammer), un sedán Clase E de 1984 con motor V8 AMG de 5,0 litros desarrollado por Melcher, a partir del cual Mercedes-AMG equipó el exitoso 190 DTM, ganador absoluto de ese campeonato alemán de turismos entre 1988 y 1993, y se aventuró con una máquina para el primer AMG ‘de calle’: el C36 de 1993.

Bodas de oro

.

Ese mismo año, la oficina de patentes reconoció a AMG como marca registrada, una decisión que les permitió a sus dueños fabricar motores para otras casas automotrices hasta cuando, en el 2005, Daimler AG, su socio y mejor cliente, adquirió el total de las acciones de Mercedes-AMG GmbH y, consecuentemente, se adueñó de la firma Aufrecht-Melcher-Grossaspach (AMG).

Esta decisión le permitió a la nueva unidad de negocios de Daimler AG armar su primer vehículo completamente in house: el SLS ‘alas de gaviota’, que en el 2009 sustituyó al bólido SLR McLaren y se convirtió en el antecesor del segundo modelo de la nueva era Mercedes-AMG: el GT, en versiones cupé y roadster, el cual fue diseñado igualmente en la planta de Affalterbach.

Bodas de oro

.

Con la nueva unidad de negocios, Daimler AG busca también acercar al consumidor ‘mundano’ a la firma AMG a través de las series 43 y 45 presentadas en el Salón Naias de Detroit 2016, con motores de 2,0 litros, de 381 caballos, transmisiones más cortas, suspensiones AMG y un interior personalizado, para las carrocerías de las líneas A, C, E y GLC, y ofrecer los modelos de calle con molduras deportivas diseñadas en Affalterbach para quienes buscan mayor personalización por unos cuantos dólares más.

Muchos íconos

Además del legendario 300 SEL 6.8, son muchos los modelos emblemáticos a lo largo de los 50 años de historia de AMG, como el C36 de 1993, que Aufrecht y Melcher equiparon con caja automática de cuatro velocidades y un motor de seis cilindros en línea, 24 válvulas y 3.606 cm3, de 280 caballos de potencia. Se destacan también el ‘Martillo’ de 1984, el primero que integró motor Melcher de cilindros independientes y cuatro válvulas por cilindro, el Clase G (63 y 65), que sigue siendo referente para la marca, aunque su carrocería luzca casi inalterada desde su nacimien-to, en 1979, y, por supuesto, el GT, con sus versiones GT-S, GT-C y GT-R.

Bodas de oro

.

Bodas de oro

.

‘Un hombre, una máquina’

La subsidiara Mercedes-AMG posee hoy tres plantas de producción, ubicadas en Affalterbach, Kölleda y Mannheim, en donde se fabrican 50 diferentes máquinas de alto performance para 25 modelos (entre sedanes, cupés, todoterrenos y deportivos, todos fabricados en las plantas de Mercedes-Benz), con potencias de entre 367 y 630 caballos. Allí, ingenieros especializados arman, cada uno y a mano, un motor por día y les atornillan una placa con su firma y la fecha en que salió de la línea de ensamblaje, todo bajo la filosofía “un hombre, una máquina”. Desde su nacimiento, hace 50 años, Mercedes-AMG ha colocado más de 100.000 unidades en todo el mundo.

Bodas de oro

.

Bodas de oro

.

DATOS

La marca Mercedes-AMG ha sido parte activa del campeonato mundial de fórmula 1 a través del equipo Mercedes-AMG-Petronas Motorsport (2012) y de la fabricación de motores de alto performance para la competencia. Desde 1996, aporta el ‘pace car’ y el vehículo de paramédicos.

Mercedes-AMG también es la encargada de fabricar la familia de motores de ocho cilindros para la marca Mercedes-Benz, además de los motores AMG V8. El G 500 del 2015 fue el primer vehículo ‘no AMG’ en ser equipado con un motor hecho en Affalterbach, y el más reciente es el nuevo Clase S.

Noticias recomendadas

Más noticias

Imágenes del McLaren Senna

Este bólido equipado con un propulsor V8 biturbo de 800 caballos, es un homenaje al piloto Ayrton Senna.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.