Bogotá: alternativas de movilidad urbanas

Moverse dentro de la ciudad para las tareas diarias parece cada vez más complicado, pero opciones son lo que sobran.

Redacción Vehículos

02:05 p.m. 17 de agosto del 2018
Variadas opciones de movilidad hay en Bogotá

Variadas opciones de movilidad hay en Bogotá

Si hay una queja común entre los bogotanos seguramente es la movilidad y los recorridos diarios, pues la congestión por las vías principales no da tregua, entrar a una estación de Transmilenio a una hora pico (y más subirse al bus) es toda una proeza, esperar la ruta del Sitp es una eterna demora variable y debatirse en moto o bicicleta no es para cualquiera.

Pero como podemos empezar a ver, el problema no es que hagan falta formas o alternativas para movilizarse, pues incluso han ido apareciendo otras más, como las patinetas eléctricas. Cada una de ellas tiene sus ventajas y sus desventajas, pero al final todas cumplen con el propósito de ofrecer el medio de transporte que más se ajuste a las necesidades y presupuestos de cada quien.

Con esto en mente podríamos decir que gran parte del problema radica es en la cultura y sentido común en la vía (independiente de cómo o en qué medio nos movilicemos).

Esperar y detener el bus fuera de los paraderos, hacer doble fila en carro en cruces e intersecciones, no estar atento a la vía, ‘zigzaguear’ en moto sin control entre los demás vehículos y no utilizar los espacios y carriles designados, son algunas de las conductas que contribuyen a la congestión y, claro, al estrés de todos.

Si cada uno aporta soluciones (dar paso, no estacionar en la vía, respetar los carriles de los buses, no bloquear intersecciones, y un largo etcétera), la congestión poco a poco se reducirá; si solo se aporta lo contrario, la situación solo seguirá empeorando.

Transmilenio
Al igual que con los buses del Sitp, las esperas de las rutas son variables y consecuentemente en horas pico la afluencia de gente en las estaciones parece sacar a relucir lo peor de cada quien. Dentro de los buses la situación no cambia, pero al menos una vez en marcha los tiempos de desplazamiento son considerablemente menores y más constantes que en otros medios de transporte. Su costo ha dejado de ser una ventaja y la calidad del servicio, por las razones mencionadas (entre otras más), no lo refleja.

Transmilenio es cuestionado por demoras, inseguridad e irregularidades en rutas.

.

Moto
Mucho más asequible y barata de mantener que un automóvil, para nadie es un secreto que se ha convertido en la elección de muchos quienes se han aburrido del carro o de la incomodidad del transporte público. Sin embargo, lo único que ha aumentado al mismo ritmo de sus ventas es la accidentalidad que se fundamenta en ese afán de subirse a ella a como dé lugar, lo que incluye hacerlo evadiendo los respectivos cursos de conducción. Su mal manejo no es culpa únicamente de quienes la utilizan.

Motociclistas ejemplares

.

Bicicleta/bicicleta eléctrica
Impulsada por la actual administración como la única solución a la movilidad de las personas, la bicicleta claramente es una alternativa. Sin embargo, no lo es para todo el mundo, ya sea por temas de salud, distancia, clima o, incluso (hay que decirlo), gusto y habilidades. Su bajo costo de adquisición hace que prácticamente cualquiera pueda tener una pero la infraestructura que no está al mismo nivel y el hecho que la falta de una regulación estricta sobre su uso se haya salido de las manos le ha ganado un buen número de detractores. Esta semana, Codensa, Carulla y Bicycle Capital, con el patrocinio de Scotiabank Colpatria, anunciaron un nuevo plan de bicicletas eléctricas compartidas mediante la aplicación BiciCo.

Nueva bicicleta plegable MINI

.

Automóvil particular
Por su costo de compra y los asociados a su manutención el automóvil particular queda fuera de las posibilidades de una amplia parte de la población, pero a cambio ofrece la comodidad de estar en un espacio privado durante los eternos trancones a los que difícilmente les puede hacer el quite. Además, restricciones como el pico y placa reducen (valga la redundancia) su posibilidad de uso, ya sea todos los días o exigiendo alterar los horarios según la medida.

Suben quejas por nueva tabla de impuestos

.

Bus /Sitp
Los buses del Sitp Provisional (?) continúan recibiendo el valor del pasaje en efectivo, en tanto que los del Sitp funcionan con la tarjeta cuyos puntos de recarga, fuera de las estaciones de Transmilenio, son escasos. La falta de una organización de las rutas hace que el cubrimiento de la ciudad no sea completo y que las esperas sean variables y largas, y la comodidad dentro de los buses, especialmente en horas pico, se aleja de ese concepto mismo. La seguridad, además, está lejos de ser una de sus virtudes y el irrespeto a sus carriles exclusivos en las diferentes vías poco beneficia los tiempos de desplazamiento. En todo caso resulta ser uno de los medios más económicos… o menos caros, más bien. El estado mecánico de los buses es precario y es usual verlos varados en todas las rutas.

Rutas SITP Fontibón

.

Patineta eléctrica
Aunque todavía conocidas por pocos, las patinetas eléctricas poco a poco comienzan a abrirse camino como una alternativa más para moverse en Bogotá. Su autonomía podrá no ser suficiente para algunos, pero si la movilidad diaria involucra únicamente un recorrido (casa-trabajo-casa, casa-universidad-casa, etc.), eso no será problema. Las baterías removibles le permiten recargarse prácticamente en cualquier lugar y, por el momento, al no haber mayor claridad en la norma (Resolución 160 de 2017), pueden utilizar las ciclorrutas con precauciones como no superar los 25 km/h. Su precio, aunque variable según el modelo y características, tal vez no sea el mayor atractivo para algunos.

The Rover: la graciosa, divertida y potente patineta electrica

.

Noticias recomendadas

Más noticias

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.