Bogotá tendría que pagar más de $96 mil millones por víctimas de huecos

En los últimos 2 años se han radicado 123 procesos en contra del Distrito por siniestros causados por huecos. 29 casos son de motociclistas muertos.

Redacción Vehículos

11:47 a.m. 02 de febrero del 2018
En los últimos 2 años se han radicado 123 procesos en contra del Distrito.

En los últimos 2 años se han radicado 123 procesos en contra del Distrito.

El 3 de marzo del año pasado, Luz Dary Rodríguez* viajaba en un vehículo de servicio público que se volcó cuando transitaba por la carrera séptima con calle 114, en el norte de Bogotá. Un hueco originó el siniestro que dejó a la señora con lesiones permanentes por las cuales ahora le reclama al Distrito una suma cercana a los cien millones de pesos.

Este es solo uno de los 123 procesos notificados al Instituto de Desarrollo Urbano, IDU, relacionados con siniestros de tránsito desde enero del 2015 hasta el año pasado, que les podrían costar inicialmente a los bogotanos 96.658 millones de pesos.

De los 123 casos hay hasta el momento 69 solicitudes de conciliación prejudicial y 54 reparaciones directas, todas relacionadas con siniestros de tránsito ocasionados por huecos en las vías y la “pésima señalización vial”, según el concejal Rolando González, quien le ha hecho un seguimiento a esta situación.

Entre los 123 casos hay demandas de los familiares de 29 motociclistas fallecidos, el grupo de usuarios viales más afectado por el mal estado de las vías. También, agrega González, “hay personas que han perdido sus extremidades o que han quedado con algún tipo de discapacidad”.

En los últimos 2 años se han radicado 123 procesos en contra del Distrito.

.

Hoy, según datos del IDU, la malla vial de la ciudad está así: de 14.000 kilómetros carril el 47 por ciento está en buen estado, el 29 por ciento está en regular estado y el 15 por ciento en mal estado. Las vías de mayor peligro para peatones, ciclistas, motociclistas y conductores son la Avenida Ciudad de Cali, Avenida Boyacá y Autopista Sur, según el concejal González.

Lo paradójico del problema es que el valor de las pretensiones actuales de los demandantes son casi equivalentes a los recursos que se deben invertir este y el próximo año en la conservación de los 217 kilómetros-carril de la malla vial arterial contemplados como meta del Plan de Desarrollo, que suman 80.000 millones de pesos para tapar los huecos.

En los últimos 2 años se han radicado 123 procesos en contra del Distrito.

.

“Así, resulta más económico prevenir que pagar” afirma González, quien explicó que en la mayoría de procesos el Distrito espera hasta que haya un fallo definitivo para apelar y lograr un acuerdo más favorable o incluso salir exonerado. Pero lo que también ocurre es que esos procesos son lentos, toman muchos años y al final, en caso de que el fallo favorezca al demandante, la cuenta se puede triplicar.

Datos sobre los huecos de Bogotá

*
El año pasado se taparon más de 96.000 huecos.

* Las entidades encargadas de esa labor son el IDU, la Unidad de Mantenimiento Vial y las alcaldías locales.

* Reparar toda la malla vial cuesta unos diez billones de pesos.

* A precios del año pasado, levantar el pavimento y reemplazarlo (carpeta) tenía un costo de 150.000 pesos metro cuadrado (materiales y mano de obra). Rehabilitar una vía, que es cambiar la carpeta y lo que está debajo, tenía un costo de 250.000 pesos metro cuadrado. Cambiar una losa de concreto, si la base está en buen estado, 300.000 pesos metro cuadrado.

En los últimos 2 años se han radicado 123 procesos en contra del Distrito.

.

¿Por qué tanto hueco?

El hueco es la consecuencia de falta de mantenimiento. Si este no se hace a tiempo el tamaño comienza a aumentar y aparecen nuevos huecos.

También incide la mala calidad de las obras, pensadas para el momento y no con cálculos de mayor cantidad de vehículos a futuro.

Fallas en los diseños y remiendos hechos para la inauguración y no para durar. Además, los reparcheos mal hechos o con materiales deficientes.

A esto hay que sumar la edad del pavimento. En Bogotá hay vías con pavimentos de más de 40 años y en muchos casos están soportando cargas de tráfico para las cuales no fueron diseñadas. No reparar un hueco a tiempo puede costar hasta 20 veces más.

Cuando empieza a formarse la llamada ‘piel de cocodrilo’ es la primera alerta; ahí hay que empezar a atacar el problema para que no se formen nuevos huecos.

Un pavimento en condiciones ideales puede durar diez años, pero a los tres años hay que empezar el mantenimiento, esto es, protegerlo del agua que es el principal enemigo, limpiar bien y sellar fisuras. Si esto no se hace se deteriora toda la calzada y aumenta el costo de la reparación.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.