Cambia el gusto del consumidor estadounidense y se vuelve hacia los carros pequeños

Este año la venta de carros con motores y carrocerías pequeñas alcanzarán el 20 por ciento de participación en ese mercado, en un crecimiento que muestra una nueva tendencia de los consumidores.

Redacción Motor

02:20 p.m. 17 de octubre del 2012

A comienzos de la década de los 70, la crisis petrolera obligó a un cambio de los compradores de carros estadounidenses que debieron reemplazar los grandes motores y las carrocerías ampulosas por los pequeños y compactos carros japoneses y europeos. Algo similar está volviendo a ocurrir en el mercado americano.

Las grandes camionetas, los motores V8 y V6 con enormes cilindradas, los monovolumenes para mínimo 7 pasajeros están siendo desplazados por carros y SUV compactos con motores de 4 cilindros en línea y menos de 2 litros de cilindrada. Las cifras así lo indican.

Este año el segmento de los 'small cars' está llegando al 20.2 por ciento y durante septiembre las ventas aumentaron en un 50 puntos con respecto al mismo mes de 2011, en lo que se considera un enorme crecimiento para un renglón que siempre ha sido menor en Estados Unidos.

Los expertos apuntan a que esta tendencia obedece a dos razones: el precio de la gasolina que alcanza los 4 dólares por galón (7.200 pesos aprox.) y la segunda, de origen demográfico, pues las familias cada vez más reducen el número de sus miembros, al mismo tiempo que estos carros ofrecen el mismo nivel de seguridad de las grandes carrocerías y, a pesar de sus precios y tamaños, mantienen un estándar de calidad elevado.

Sin embargo, hay algo que se diferencia de la situación que se vivió en los 70. En la actualidad, aunque Toyota y Honda siguen liderando el mercado, son ahora los mismos fabricantes locales los que están peleandoles los primeros lugares en los reportes de ventas.

En septiembre pasado General Motors con el Chevrolet Cruze y el Sonic fue la marca que más vendió en el segmento de los carros compactos. Por su parte, el grupo Chrysler-Fiat con el Dodge Dart, y el Fiat 500 pasan por el mejor momento en cuanto a preferencia del público se refiere. Y Ford, con el Fiesta  y el Focus tuvieron el mejor registro de ventas en este segmento en una década.

El Fiat 500 tuvo un registro de 4.176 unidades, lo que significa un 50 por ciento más que el mes anterior. El Dodge Dart se facturó un 72 por ciento más  y el Ford Fiesta, con casi 25.000 unidades tuvo el mejor septiembre de su historia. Así se consolidó a septiembre como el mes de los 'pequeños' en Estados Unidos.

DATO

La cifra más alta de participación en el mercado de los autos compactos data de 1993, cuando alcanzaron el 20,5 por ciento.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.