¿Habrá Bogotá sobre ruedas?

Los candidatos con más opción de llegar a la Alcaldía de Bogotá para el periodo 2016-2020, responden.

Por Redacción Motor

08:41 p.m. 09 de octubre del 2015
Cambios de fondo en dos vias del norte

Cambios de fondo en dos vias del norte

Carlos A. Camacho Marín
Subeditor de EL TIEMPO

El reciente informe de la aplicación Waze que calificó a Bogotá como la segunda urbe con peor tráfico en el mundo, no podía ser más demoledor y oportuno cuando la lucha por la alcaldía de la capital está en su recta final, al poner el dedo en la llaga en uno de los problemas más graves que padece la ciudad.

No hacen falta rigurosos estudios. Bogotá está atorada y una solución a este problema –que no solo apunta al carro particular como algunos creen sino también a mejorar la productividad de la ciudad– no da más tiempo.

Las calificaciones de Bogotá en tráfico según la encuesta Global Driver Satisfaction Index son, en tráfico, 0,9 puntos sobre diez; en calidad de las vías, 2,9; además, la falta de parqueaderos y servicios, y el alto costo del combustible le dieron a la ciudad un resultado global de 3,4 puntos.

De esta situación parecen haber tomado atenta nota los candidatos a la Alcaldía. EL TIEMPO les preguntó a los cuatro con mayor opción, según las encuestas, cuáles soluciones plantean para sacar a Bogotá de este atolladero. En términos generales, Rafael Pardo, Francisco Santos, Clara López y Enrique Peñalosa con algunos matices, coinciden plenamente en varios puntos.

No obstante, el pico y placa continúa siendo el ‘comodín’ de la solución, que en los últimos años se ha convertido ‘en la mayor ejecución’ de quienes han pasado por el Palacio Liévano para resolver el problema del tráfico. En cuanto a infraestructura, todos tienen claro que Bogotá debe dejar de ser el embudo en que se convirtió por cuenta de sus pésimas entradas. Allí todos prometen cambios sustanciales.

En cuanto al metro, el único que marca diferencia es Enrique Peñalosa. López, Pardo y Santos respondieron a esta sección que lo harán teniendo en cuenta los diseños disponibles, con austeridad y vigilando cada peso que se invierta en la obra. Peñalosa se sale del molde y se inclina por un metro elevado por costos y rapidez de ejecución, y explica que los actuales diseños sirven tanto para un metro elevado o subterráneo.

Terminar la Avenida Longitudinal de Occidente (ALO), más troncales de Transmilenio, mejorar las entradas a Bogotá, más ciclo rutas, regular los bicitaxis y vías por concesión, que además es la única forma de financiar la probable nueva infraestructura, complementan el menú que ofrecen los candidatos, claro, con algunos matices.

Por último, los bogotanos no deben olvidar que una nueva infraestructura o modernizar o ampliar la existente, que es lo que plantean los candidatos, requiere muchos recursos. Y eso se consigue solo con vías por concesión mediante asociaciones público privadas (APP), lo que se traduce en cobros por congestión, o los llamados peajes urbanos. Así que habrá que meterse la mano al bolsillo para salir del atolladero.

Las preguntas de la gente

1.- ¿Tiene algún proyecto para mejorar las entradas a la capital del país? (Autopista Norte, Carrera Séptima, Calle 80, Calle 13, Autopista Sur, La Calera, Vía a Villavicencio).
2. Desde hace años hay varias propuestas para construir en Bogotá vías por concesión. ¿Las retomará? ¿Cuáles vías de Bogotá entrarían en ese paquete?
3. ¿Hará el metro como está proyectado o le hará modificaciones al proyecto?
4. ¿Qué piensa hacer con el servicio de bicitaxis?
5. ¿De dónde va a sacar los recursos para nuevas obras?
6. ¿Qué va a hacer con el pico y placa? ¿Lo dejará como está hoy? ¿Lo eliminará? ¿Aumentará el horario de restricción?

lAS RESPUESTAS DE LOS CANDIDATOS

Haga clic sobre cada uno de los enlaces para ver las propuestas de los cuatro candidatos a la Alcaldía de Bogotá:

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.