El carro de Al Capone vuelve a buscar al mejor postor como dueño

El Cadillac Town Sedan de 1928, cuyo primer dueño fue el famoso mafioso italiano, Al Capone, vuelve a subastarse. Hace 6 años se vendió por 621 mil dólares, pero ahora las expectativas no son altas.

Redacción Motor

08:22 p.m. 16 de julio del 2012

La historia de este carro es tan prolija como la de su dueño, Al Capone. Este último compró el Cadillac Town Sedán de 1928 y lo adaptó para que le acompañara en muchas de sus correrías.

Para ello lo solicitó con una pintura muy similar a la de los carros de la polícía de la época, para poder camuflarse, y también con sirenas. Además, fue uno de los primeros carros de la historia en recibir un blindaje de 1.500 kilos que hicieron que pesara 3000 sobre la báscula.

En la parte posterior tenía estribos más anchos y reforzados para sostener a hombres armados que cubrían una posible huída y también perforaciónes en la carrocería para disparar desde el interior. De la misma forma, tenía modificado el vidrio posterior que se podía abrir para permitir los disparos de su escolta y contaba con un radio que interceptaba la frecuencia de comunicación de las autoridades

Como su dueño, este Cadillac también ocupó los primeros titulares de la prensa y a través de los noticieros radiales durante un par de años.

Lo que se mantuvo de serie fue su parte mecánica, con un motor 341 de 8 cilindros en V que tenía una capacidad de 5.6 litros y 90 caballos de potencia que iba acoplado a una caja de tres velocidades. Los cuatro frenos son de tambor y la suspensión trasera es de ballestas semielípticas.

Después de Al Capone, este carro pasó a manos de un agente de Chicago que lo empezó a exhibir en 1932 y luego fue del presidente Franklin Delano Roosvelt.

Hace más de 50 años se restauró por primera vez, y en esa intervención se le retiró todo el blindaje que era de placas de acero cubiertas de asbesto, páneles y vidrios antibala de una pulgada de espesor.

Luego se convirtió en objeto de exhibición. Hizo parte de la muestra del museos en Gran Bretaña, Canadá y en el Museo del carro de las Montañas Smoky, en Tennessee, hasta 2006.

Este año lo compró el abogado y coleccionista John O'Quinn por un valor de 621.5 mil dólares. Sin embargo, O'Quinn murió en un accidente de tráfico en 2009 y al siguiente año se volvió a subastar esta 'joya'.

A pesar de que la puja en esta última subasta hizo que el carro llegará hasta los 355 mil dólates, finalmente no se logró vender y ahora, el próximo 28 de julio de este año, estará buscando un nuevo dueño.

La casa de que lo pondrá en venta será RM Auctions que dice que el valor de carro aumentó ya que tiene toda la documentación de lo que pasó después de que dejó de ser propiedad de Al Capone y cuenta con todos los papeles de autenticidad. 

Esta vez esperan que alcance un valor entre 300.000 y 500.000 dólares.  

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.