Otro carro que se despidió este año de la industria automotriz

Le llegó el turno al FPV Falcon GT que era una versión hormonada del legendario Ford Falcon. Se fabricaba en Australia pero la empresa cerró sus puertas y este fue su último carro en producción.

Redacción Motor

01:51 p.m. 24 de diciembre del 2012

Este año, varios carros y prototipos fueron condenados a la desaparición tanto por reducción de costos para las marcas como por cierre de plantas de las mismas. Este último es el caso del final de la existencia para el FPV Falcon GT.

El último de estos carros salió de la fábrica Ford Performance Vehicles de Campbellfield, en Australia, que tuvo que cerrar sus puertas después de 21 años de actividad y más de 100.000 vehículos producidos, de los cuales 12.000 pertenecían a este deportivo que siguió con la tradición del legendario Falcon.

Este carro que se nos va era un sedán de 4,96 metros de largo, con motor delantero y propulsión trasera, hecho sólo para Australia y Nueva Zelanda y cuya primera generación se empezó a producirse en 1960, como una apuesta de Ford para competir con Holden.

Se dice que esta última versión, muy hormonada, fue la mejor de todos los tiempos pues contaba con un motor V8 de 5 litros sobrealimentado, que le permitía disponer de 456 caballos de potencia y 570 Nm de torque.

Para completar el paquete deportivo contaba con dos tubos de escape activos con salida cuádruple, frenos Brembo de cuatro pistones, rines de aleación de 19 pulgadas y transmisión de seis velocidades.

De esta última serie se previeron vender 350 unidades pero sólo se alcanzaron a vender y fabricar 305, con un precio de 61 mil dólares, casi 110 millones de pesos, al cambio.

Ahora Ford trasladará la producción del Falcon GT a la misma cadena de montaje del Falcon convencional.

DATOS
Ford Australia empezó a lanzar versiones hormonadas de algunos de sus modelos gracias a Tickford Vehicle Engineering, que empezaron llamándose FTE (Ford Tickford Experience) en 1991, pero en 2002 Tickford fue comprada por Prodrive y cambió de nombre por FPV.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.