Reviviendo al creador del carro de 'Volver al futuro'

En una vuelta al pasado, revisamos la vida de John Zachary DeLorean, creador del famoso DMC-12, el carro que se hiciera famoso en la película.

Giovanni avendaño

12:38 p.m. 21 de octubre del 2015
DeLorean DMC-12

DeLorean DMC-12

John Zachary DeLorean, el creador del famoso auto de 'Volver al futuro', el DMC-12, tuvo una vida tan agitada como el extravagante deportivo que produjo su compañía DMC en 1981.

Este carro se hizo famoso por la zaga de la película "Volver al Futuro" y fue una de las creaciones de la firma DMC que fundó John Zachary DeLorean, un reconocido creador y directivo de las más importantes firmas automotrices de Estados Unidos.

Sobre el modelo original, que se estrenó en 1981, los ahora dueños de la marca no hicieron ninguna modificación estética importante, además de un retoque en los bómperes, aún cuando si le adaptaron una propulsión eléctrica que se alimenta de una batería de 32 kilovatios y autonomía de 160 kilómetros con una velocidad máxima de 200 kph.

Este carro se empezaría a vender a partir del próximo año en un precio superior a los 140 millones de pesos, antes de impuestos.
Pero más allá de esta 'clásica novedad', que puede tener su fanaticada, es la vida de John Zachary De Lorean, la que es una verdadera película.

DeLorean DMC-12

DeLorean DMC-12 de 'Volver al futuro'

La vida del 'papá' del DeLorean DMC-12
John Zachary DeLorean nació en Detroit el 6 de enero de 1925 en medio de una familia humilde. Desde siempre estuvo relacionado con el mundo automotor de Detroit pues su padre trabajaba en la Ford Motor Company.

A la edad de 17 años terminó los estudios técnicos en el Lawrence Institute of Technology, que es la cuna en la que se formaron varios de los más altos directivos y creadores de la industria automotriz estadounidense.

Sin embargo, no pudo ejercer pues fue reclutado y enviado a combatir durante la II Guerra Mundial. Pero sobrevivió y regreso para trabajar como ingeniero eléctrico e ingresar en 1951 a la firma Chrysler, mientras que adelantó sus estudios como ingeniero industrial en la misma institución Lawrence.

DeLorean DMC-12

DeLorean DMC-12

En 1953 pasó a la prestigiosa marca Packard donde, cuatro años más tarde, se convirtió en Jefe de Investigación y Desarrollo. Sin embargo, en la industria estadounidense se empezó a vivir la era de las fusiones y antes de que esta marca desapareciera fue llamado por el jefe de ingenieros de General Motors para que atendiera la marca Pontiac.

En esta tuvo su desarrollo más famoso ya que le dio vida en 1964 al primer 'muscle car' que fue el Pontiac GTO del que se vendieron más de 250 mil unidades y abrió una era dorada para los amantes de los grandes motores y carrocerías deportivas. También llegó a fabricar el legendario Firebird y hasta ocupar la presidencia de la marca y más tarde, por sus continuos exitos llegó hasta la vicepresidencia de General Motors con 47 años, en donde ayudó a el nacimiento de carros como el coupé Nova.

DeLorean DMC-12

DeLorean DMC-12

Sin embargo, se retiró en 1974 de este puesto para fundar su propia empresa y durante los siguientes 7 años trabajó en el famoso DMC-12 para competirles a los tres 'gigantes' de Detroit y sobre todo al Chevrolet Camaro.

A pesar de que contó para el diseño de este auto con el famoso diseñador Giorgetto Giugiaro, desde el comienzo la producción contó con muchos problemas, no solo por la intervención que años después tuvo que hacerle Colin Chapman, para adaptar piezas mecánicas, sino por la misma producción.

Por ejemplo, la primera fábrica de la De Lorean Motor Company se construyó en Irlanda del Norte porque se esperaba que el gobierno británico extendiera unos beneficios para los fabricantes, que al final no se hicieron realidad, y que al contrario, se transformaron en impuestos en contra de la naciente empresa, a la que además se le criticaron sus resultados pues nunca se pudo vender ni bien, ni a precio económico este carro, y tuvo innumerables defectos, quizá por la multitud de partes que provenían de otros automóviles. Finalmente, tuvo un déficit de más de 40 millones de dólares.

Este esfuerzo financiero terminó por llevar a la banca rota a la firma y tuvo que declararse en quiebra en 1982, después de haber hecho el lanzamiento de su famoso automóvil.

DeLorean DMC-12

DeLorean DMC-12

La tragedia para DeLorean continuó cuando fue arrestado en una operación encubierta por intentar vender un maletín de cocaína avaluado en 24 millones de dólares para tratar de salvar su empresa de la quiebra. En 1984, dos años después de muchos litigios, fue declarado inocente después de demostrar que los agentes se aprovecharon de su situación para hacerle caer en la trampa con la intención de arrestar también a otro narcotraficante.

Al poco tiempo, el gobierno británico también lo demandó por el robo de unos fondos cedidos para su firma y para mantener el empleo de las 2500 personas que trabajaban en Irlanda del Norte.

Finalmente, las deudas que acumuló con sus costosos abogados, los continuos divorcios y separaciones terminaron por llevarlo a la banca rota persona en el año 2000.

Al final de su vida trató de adelantar dos proyectos, la creación de una marca de relojes de lujo y un deportivo hecho en carrocería de plástico y motor Hydristor pero se le recuerda principalmente como el padre del carro de 'Volver al Futuro' que con su carrocería en acero permanece inoxidable para la historia de la industria.

John Zachary DeLorean murió a la edad de 80 años, el 19 de marzo de 2005.

DeLorean DMC-12

DeLorean DMC-12

DATOS
Durante el Salón de Nueva York de 2012 el DMC-12 en realidad volvió al futuro pues 'resucitó' con un 'corazón' eléctrico, pero manteniendo su gris carrocería de acero inoxidable y sus puertas tipo 'alas de gaviota'. Fueron pocas unidades especialmente para coleccionistas.

Noticias recomendadas

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.