Los carros Dacia, considerados autos de bajo costo en Europa, conquistaron las ventas de ese mercado

En seis meses salieron de las vitrinas unos142 mil vehículos de esta marca rumana, propiedad de Renault, lo que le significa un crecimiento del 17.6 por ciento cuando casi todos los demás pierden.

Redacción Motor

08:15 p.m. 13 de septiembre del 2013

 Dacia, la marca rumana subsidiaria de la casa francesa Renault, es una de las pocas firmas automotrices que está registrando un comportamiento contrario a la crisis por la que atraviesa este año el mercado europeo. Y al parecer, la clave del éxito de Dacia ha sido la comercialización de automóviles baratos, tan baratos, que algunos modelos pueden llegar a ser 50 por ciento más económicos que sus competidores directos.

En el primer semestre de este año, la firma Dacia vendió 141.278 vehículos en Europa, lo que representó el 17,6% más de los que colocó en el mismo período del año pasado, una cifra altamente positiva para una marca que no en un principio estaba destinada a mercados emergentes.

El fabricante rumano, propiedad del grupo francés Renault desde 1990, posee casi 3 por ciento del mercado europeo, donde expertos aseguran que Dacia no tiene competencia porque ninguna compañía actualmente tiene proyectos de fabricar vehículos populares en precio, pues muchas de ellas alegan que no están dispuestos a reducir su desempeño en seguridad ahorrando en equipamientos y materiales.

Sin embargo, la crisis ha hecho que los consumidores demanden y catapulten el crecimiento de Dacia, que parece no detenerse. Inclusive, en la cita europea de Frankfurt, reveló que su portafolio se renovó mejorando en primer momento el aspecto de sus autos y de la demandada SUV Duster, una camioneta que al grupo francés le ha reportado dividendos en diferentes países, entre ellos el nuestro, en donde en la actualidad es la camioneta más vendida en Colombia bajo el sello Renault.

Con información de agencias.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.