A los eléctricos les falta infraestructura en el país

Las bases para la comercialización de vehículos híbridos y eléctricos en Colombia están sentadas, pero hace falta que el gobierno se ‘enchufe’.

Vehículos - EL TIEMPO

02:34 p.m. 05 de mayo del 2017
Record historico: mas de 100 vehiculos ecologicos se venderan en EEUU este a?o

El Nissan Leaf es el rey de los carros electricos con 30 mil unidades vendidas en 2014.

Daniel Otero Bravo
Redactor de EL TIEMPO

El proyecto de vehículos híbridos y eléctricos en Colombia ya no es novedad, pues desde el año 2013, cuando se firmó el decreto 2909 del Ministerio de Industria y Comercio para permitir unos cupos de importación, comenzaron a hacerse esfuerzos “serios” por implementar vehículos con estas tecnologías en el país. Sin embargo, sigue siendo un proyecto.

Las razones son varias. A nivel mundial las motorizaciones eléctricas e híbridas aún son relativamente costosas y por lo tanto los carros que las implementan son considerablemente más caros que sus equivalentes con motores de combustión convencionales. Para intentar cerrar esa brecha, varios de los países donde se comercializan estos vehículos ‘verdes’ ofrecen incentivos gubernamentales que reducen su precio final.

Dichos incentivos ya suponen dos cosas principales: por un lado se pueden tener precios más competitivos y asequibles que los convierten en una opción de compra más viable para el público, y por otro se demuestra un claro apoyo por parte de esos gobiernos.

Nissan y su portafolio en el Salón

.

Colombia es distinta. Aquí no hay ningún tipo de incentivo gubernamental que reduzca el precio final de los vehículos y en cambio se han tenido que promover desde entidades ajenas (principalmente de la Asociación Colombiana de Vehículos Automotores, Andemos) propuestas como una reducción en aranceles y aumento en los cupos de importación disponibles. Esto último, además, demuestra que esto no es prioritario, pues si lo fuera no habría por qué limitar la cantidad de unidades que se puedan importar al país.

A grandes rasgos esto ya dibuja un panorama poco prometedor respaldado por las tímidas cifras de matrículas de este tipo de vehículos en Colombia: según Andemos, a diciembre de 2016 había 489 vehículos eléctricos y 376 híbridos registrados. Por si fuera poco, la gran mayoría de estos registros son automóviles particulares o de empresas, y apenas hay un bus y 46 taxis eléctricos.

BMW I3

BMW I3

La gran preocupación radica en que tal como se demostró en el más reciente día sin carro en Bogotá en febrero pasado (y también en los anteriores), la reducción de los gases contaminantes fue cercana al 30 por ciento, es decir que prácticamente el 70 por ciento de estos proviene de los vehículos de servicio público. Si realmente la disculpa es un problema ambiental, la ejecución parece errada...

Pero tampoco hay que decir que el gobierno y sus entidades se han quedado quietos. Por la razón que haya sido, un nuevo decreto del Ministerio de Industria y Comercio aprobó inicialmente la importación de 46.500 vehículos híbridos y eléctricos de aquí a 2026, contingencia que recientemente se aumentó hasta 52.800 unidades hasta 2027.

Mitsubishi I - Miev

Mitsubishi I - Miev

Este decreto también supone unos beneficios arancelarios. Aquellos con motorización totalmente eléctrica gozarán de cero por ciento de arancel y un IVA del cinco por ciento, en tanto que los híbridos tendrán cinco por ciento de IVA y de arancel.

Eso sí, no han faltado las demoras. Hasta hoy, 6 de mayo, hay plazo para realizar comentarios con posibles modificaciones a dicho decreto (oportunidad aprovechada por Andemos que propuso que los cupos que no se utilicen en un año sean acumulables para el siguiente, con el fin de no desaprovechar ninguno), en espera de una pronta expedición que permita a las marcas retomar sus importaciones y comercializaciones.

La gran pregunta es si habrá suficiente demanda por parte de los colombianos para que se utilicen todos esos cupos (o al menos una parte). Naturalmente las marcas que le han apostado a estos vehículos se muestran positivas, pero al mismo tiempo concuerdan en que aún se deben dar pasos grandes en incentivos gubernamentales para hacerlos más asequibles, así como en infraestructura de puntos de recarga.

Renault Twizy

Renault Twizy

Otro de los retos es que en Colombia estos vehículos y tecnologías siguen siendo desconocidos y poco comprendidos por la mayoría. Por ejemplo, en varios reportes los conductores de los taxis eléctricos decían que la gente no los paraba en la calle porque no sabían que eran taxis o porque, aunque sí lo sabían, creían que tenían tarifas más elevadas.

Igualmente, algunas personas simplemente desechan la idea de un carro de estos por una falsa creencia de que “no andan” o “no suben una pendiente”, rechazo que se incrementa cuando se dan cuenta que sus precios son mucho más elevados. La clave, entonces, está en buscar ese cambio de mentalidad, de hábitos de consumo, y poder comenzar a realizar la transición (así sea en parte) a estos vehículos.

BYD privatiza el E6

BYD E6

Daniel Galindo, gerente de BMW, se muestra optimista. “Los vehículos ya están disponibles […] Estamos seguros que ese cambio en la movilidad de motores de combustión a movilidad eléctrica sostenible se va a dar a pasos agigantados”, declaración sustentada en un pronóstico de crecimiento del 400 por ciento en 2017, pues apuntan a comercializar más de 100 unidades en el año.

Por su parte, Sergio Sánchez, director de Desarrollo de Convenios Comerciales, Negocios Especiales y Movilidad Eléctrica de Nissan, cree que es un proceso que lleva algo más de tiempo mientras “la gente conoce la tecnología, se compromete con el medio ambiente y se cambia de los vehículos de combustión a los eléctricos […] A medida que se desarrolle la tecnología, se mejore la autonomía y bajen los precios, se impulsará la masificación”.

BMW i8 con el motor de 1.5 litros

BMW i8 con el motor de 1.5 litros

Las marcas tienen un rol importante, y eso es algo que Mitsubishi tiene claro. Marco Pastrana, gerente general de Motorysa, dice que “la demanda obedece a una suficiente oferta, lo que conlleva a un aumento significativo en comunicación/mercadeo por parte de las marcas que tienen portafolio actual. La demanda del público se construye y siendo un país con bajos índices de motorización y con una creciente consciencia en protección ambiental, consideramos que hay suficiente espacio para estos números (cupos disponibles)”.

En palabras de David Molina, gerente de vehículos eléctricos Renault-Sofasa, “la movilidad eléctrica debe ser un proyecto país, aprovechando la gran capacidad que tiene Colombia de producción de energía hidroeléctrica que facilita su implementación”, pero agrega que son “necesarias diversas estrategias y acciones para poder dinamizar el mercado de los eléctricos”.

Volvo frenara sus carros electricos hasta que las leyes se 'enchufen'

Volvo frenara sus carros electricos hasta que las leyes se 'enchufen'

Algunas de las propuestas son un manejo para el reciclaje de las baterías, programas de masificación para empresas, incentivos como reducción en impuesto de rodamiento y un crecimiento de la infraestructura de puntos de recarga. Sobre esto último Sergio Sánchez agrega que “se requiere más una expansión para las zonas periféricas de las ciudades y redes interconectadas” para ampliar el rango de utilidad de estos vehículos.

Oliverio García, presidente de Andemos, va más allá y dice que debe haber un trabajo coordinado “con todos los actores del sistema para impulsar la movilidad limpia: en el sector privado con los proveedores de energía; las autoridades locales para el desarrollo de otros beneficios a los usuarios que usan estas tecnologías; con el Congreso de la República y el Gobierno Nacional para fortalecer la política pública; buscar apoyos de cooperación internacional que permitan robustecer la política pública con experiencias internacionales y buenas prácticas; capacitar a la fuerza laboral que manipulen estas nuevas tecnologías”.

Toyota Prius

Toyota Prius

¿Cuál es entonces el futuro de los carros híbridos y eléctricos en Colombia? Dados los primeros pasos en los que se inició una política pública para su importación y comercialización por parte de algunas marcas, podría decirse que las bases del proyecto están sentadas.

Sin embargo, aún hace falta un esfuerzo (¿o interés?) importante por parte del Gobierno y sus correspondientes entidades para lograr incentivos que reduzcan el precio final de estos autos, que les den más ventajas más allá de la exención del pico y placa, y que se logre establecer una infraestructura robusta de puntos de recarga públicos.

Sin un precio competitivo y atractivo, y sin una red de recarga que genere confianza, las personas los seguirán viendo como un ‘juguete’ de pocos en vez de una opción de compra.

Próximos modelos
Estos son algunos de los modelos que se comercializarán próximamente en el país:

- BMW 330e y 530e
- BYD T3 (camioneta de carga)
- Un híbrido enchufable de Mitsubishi

Noticias recomendadas

Más noticias

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.