Carrotanque Texaco Doodlebug, un diseño revolucionario y avanzado para su momento

Su forma de píldora, que buscaba una mejor penetración aerodinámica y de paso llamar la atención del público, causó revuelo en los años 30. Además incluyó otros adelantos a su tiempo.

Redacción Motor

08:20 p.m. 05 de mayo del 2014

Conozca el camión cisterna Texaco Doodlebug Diamond T

 El Texaco Doodlebug fue un camión cisterna Diamond T, construido en la década de 1930. Nació como un peculiar experimento de diseño, que con el tiempo tuvo acogida en su época. Diseñado por Norman Bel Geddes, quien se basó en el chasís del camión de Diamond T, consiguió que sus carrocerías especiales se construyeran por Heil Co, en Alabama.

Este camión usaba un motor trasero de seis cilindros, cuya ubicación permitía una cabina más amplia y podía ubicarse más abajo que en un camión convencional. Como el motor estaba en el extremo opuesto del vehículo, y el conductor no podía oírlo, el Doodlebug tenía un pequeño micrófono en el compartimiento del motor conectado a un altavoz en la cabina que permitía que el conductor lo escuchara para poder hacer los cambios.

El modelo Texaco Doodlebug nació después de que la Diamond T le encargara al estudio de Bel Geddes que actualizara todos sus productos, con un estilo más contemporáneo. Dichas actualizaciones incluían modificaciones en el logo de Texaco, renovación de las estaciones de gasolina y hasta los uniformes de los empleados.

Con un diseño avanzado para su tiempo, las líneas del Texaco Doodlebug hacían más eficiente su avance y aerodinámica; además otras características del vehículo estaban varias décadas adelante del tiempo, como el vidrio curvo del parabrisas que no llegó a la producción en masa hasta finales de los años 50.

Además de su forma de píldora, la altura del aparato causaba curiosidad, pues era solo un poco más alto que los automóviles normales de su época. Con un diseño similar, otras compañías iniciaron entonces la actualización de sus flotas.

Algunos datos técnicos del Texaco Doodlebug Diamond T:
Longitud: 8 metros
Altura: 1,8 metros
Capacidad de combustible: 1.500 galones
Motor: Hercules seis cilindros

DATOS:
Parte de la idea de cambiar los diseños de los camiones, se debió a que las compañías petroleras trataban de persuadir a la opinión pública estadounidense que abandonara el uso del carbón para calentar sus hogares y se pasara al petróleo. La estrategia era que la gente se inclinara por un vehículo de formas futuristas, en lugar de un camión convencional sucio, feo y ruidoso.

 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.