Cascos para motociclistas no cumplen con la normativa en seguridad vial

Un estudio del Fondo de Prevención Vial mostró en 7 pruebas de laboratorio que ninguna referencia aprobó todos los ensayos. Un 22% tuvo desempeño superior y otro 58% inferior.

Redacción Motor

10:00 p.m. 29 de abril del 2014

El informe concluye que una serie de fallas de mercado, del Estado y de la sociedad, se traduce en que los cascos que se venden en el país no protegen la seguridad de los motociclistas.

Este estudio evidencia también que para cambiar la realidad no es suficiente expedir normas, sino desarrollar todo el sistema de aseguramiento de unos mínimos de seguridad y eso incluye implementar laboratorios para hacer las pruebas, probar los productos, sacar del mercado los que no cumplan y realmente hacer que la regulación mejore la información al ciudadano y verdaderamente proteja su vida

Las pruebas técnicas se desarrollaron en el Centro de Experimentación en Seguridad Vial, Cesvi Colombia, para lo cual se adecuó un laboratorio con tecnología canadiense, lo que permitió realizar los respectivos ensayos de acuerdo a los protocolos correspondientes.

La investigación incluyó una revisión profunda de los patrones de uso del casco, una institucional y legal y la infraestructura de verificación, así como un estudio de mercado de demanda, oferta y la verificación técnica de los cascos en un laboratorio.

Uno de los resultados más trascendentales refleja que, a nivel nacional, el 12 por ciento se compra en la calle y, en algunas ciudades, la cifra llega a 40 por ciento. En este aspecto, la regulación ha sido inoperante, pues lleva más de 10 años vigente y no se ha traducido en que los cascos que se ofrecen en el mercado colombiano verdaderamente protejan a los usuarios.

Tampoco se ha desarrollado la infraestructura necesaria para evaluar la conformidad de estos elementos de seguridad con el reglamento técnico y menos se han implementado mecanismos de vigilancia y control.

Otra observación relevante de Cesvi es que los motociclistas guardan una relación eminentemente emocional con su motocicleta y ven como una euforia positiva el riesgo que implica viajar en este vehículo, por lo que la mayoría usa el casco principalmente por temor a ser multados por las autoridades de tránsito, lo que se traduce en que a la hora de elegirlo, consideran importantes el diseño y el precio del casco, sin preocuparse por comprar unos seguros y de buena calidad.

Además que, según determinó el estudio, los vendedores desconocen elementos básicos asociados con la seguridad del casco y ofrecen como ‘reglamentarios’ unos que no lo son.

En lo que tiene que ver con el reglamento técnico, se demostró que está rezagado frente a estándares internacionales y tiene grandes oportunidades para mejorar: contiene una lista innecesariamente larga de pruebas y ensayos y los criterios de aceptación no son claros y también pueden modernizarse. Es laxo en los temas cruciales para la seguridad de los usuarios y excesivo en pruebas accesorias. Es indispensable simplificarlo para que se enfoque en medir los aspectos neurálgicos de la protección al motociclista.

Por último, la investigación concluye diciendo que los mejores cascos cuestan más, pues los que tuvieron un desempeño más alto tienen un precio promedio de $281.212 pesos, muy superior al promedio de precio de nacional que es de $70.000. En ese sentido, los cascos con desempeño inferior tuvieron un precio promedio de $50.000, más bajo que los promedios mencionados.

Los cascos que se venden en almacenes tuvieron un mejor desempeño que los cascos comprados en calle. El 75% de los cascos de desempeño superior fueron comprados en almacén, un porcentaje muy superior al porcentaje de la muestra comprado en almacén (55%). El 67% de los cascos de desempeño inferior fueron comprados en calle.

DATO
Las 7 pruebas de laboratorio aplicadas a estos cascos fueron las denominadas con los nombres de solvente, absorción de energía, penetración, protector de barbilla, efectividad (roll off), resistencia del sistema de retención y protector del visor.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.