Cascos más seguros: ¿qué tan cerca están?

Un primer borrador de la resolución que regularía los cascos que se fabriquen y comercialicen en Colombia se debate entre avances y dudas.

Redacción Vehículos

01:42 p.m. 04 de agosto del 2017
Cascos

Cascos: quedan muchas dudas.

La semana pasada el Ministerio de Transporte y la Agencia Nacional de Seguridad Vial dieron a conocer un borrador de lo que sería la resolución encargada de regular la calidad de los cascos para motociclistas que se venden en Colombia, y aunque se nota un avance importante, quedan muchas dudas.

Como mencionamos en nuestra edición del pasado 15 julio, dicha resolución es una peligrosa deuda que se tenía con los motociclistas, pues a pesar de ser uno de los actores viales más vulnerables también es uno de los que recibe menos atención: a excepción de innumerables campañas de papel, poco se ha hecho para protegerlo.

La falta de control en el proceso de expedición de las licencias, la comercialización de motocicletas que al no cumplir exigencias técnicas son de prohibida venta en otros países, y la carencia de elementos de protección además del casco, son aspectos que confabulan para hacer que el motociclista esté desprotegido en todo sentido.

Es por esto que es tan importante y urgente que la resolución que regule la calidad y protección que brindan los cascos que se fabriquen y vendan en Colombia marque un importante avance frente a la actual Norma Técnica Colombiana (NTC) 4533 de 2003, que por ejemplo no incluye pruebas de absorción de energía con valores máximos tolerables ni parece tener un ente que controle que al menos esas escuetas exigencias se cumplan.

Anuncios que terminaron solo en buenas intenciones

.

En ese sentido es claro que hay algunos avances importantes, pero al mismo tiempo hay otros puntos que los ponen en duda.
En primera instancia, el artículo 7, ‘Requisitos técnicos específicos, numerales y ensayos’, establece que los cascos deben cumplir con la vigente NTC 4533, al tiempo que el artículo 9, ‘Equivalencias’, acepta la normativa estadounidense (Federal Motor Vehicle Safety Standard, FVMSS218) y la europea (ECE R22.05) como equivalentes.

Si la idea es acoger normas exigentes que realmente garanticen la calidad de los cascos, ¿por qué seguir aceptando la colombiana?

Enrique Perdigón, gerente comercial de Motos y Accesorios en Bogotá, coincide con esto y complementa al citar un estudio de 2014 del Fondo de Prevención Vial sobre dicha norma, que estableció que “los cascos que se comercializan en el mercado Colombiano tienen un alto grado de incertidumbre para los consumidores sobre la seguridad que ofrecen y el estado no está cumpliendo su rol como garante de un mínimo nivel de seguridad”.

Como importador y comercializador de cascos de marcas reconocidas, Perdigón está de acuerdo con el objetivo de la resolución, pero dice que se necesitan tratar varios puntos. Además del ya mencionado, hace énfasis en el artículo 11, ‘Disposiciones supletorias’, que presenta ambigüedades al no ser claro en cuanto al laboratorio en el que se deben realizar las pruebas y si se les deben hacer a aquellos que desde fábrica ya han sido ensayados y certificados bajo la FMVSS o la ECE.

El motociclista colombiano Juan Sebastian Toro finalizo el Dakar Series Desafio Inca 2014

.

Y si un importador como Motos y Accesorios puede llegar a preocuparse por esto último, aún con más razón lo hará un fabricante nacional como Cascos Lar, pues si se sigue aceptando la norma colombiana, cuya certificación se obtiene en un único laboratorio que es propiedad del principal comercializador de estos en el país, Inducascos, la ventaja para esta última es evidente. Mientras que Inducascos no tendría que asumir mayores costos para realizar las pruebas, Cascos Lar sí.

MinTransporte defiende su posición al decir que “Por tratarse de una norma o reglamentación técnica nueva es seguro que no existe un laboratorio acreditado” para certificar los cascos bajo esta misma, pero si de todas formas se seguirá aceptando la actual NTC 4533… Una vez expedida esta resolución, su artículo 25, ‘Plazo para el uso del casco bajo reglamento técnico’, dice que los motociclistas tendrán dos años para comenzar a usar un casco que cumpla con las nuevas normas.

Sobre esto, MinTransporte dice que “La reglamentación es de carácter obligatorio y quien controlará que dicha norma se cumpla será la Superintendencia de Industria y Comercio, la Dian, además de las autoridades de tránsito de todo el país, que en vía deberán ejercer dichos controles”. Sin embargo, aún no hay claridad sobre las sanciones que se aplicarán a quienes no cumplan.

El pasado 1 de agosto se venció el plazo para enviar las observaciones sobre el borrador de resolución, entre las cuales seguramente estarían las de Motos y Accesorios, Cascos Lar y más empresas afines al sector, a la espera de una próxima sesión donde se pueda discutir su implementación o aclaración.

Cascos Bandido Moto Wear

.

De implementarse con exigencias claras en cuanto a protección, es claro que esta nueva resolución para cascos pone en duda el futuro de algunos comercializadores y fabricantes que no podrían asumir los nuevos costos, y los alejaría de una gran mayoría que no podría pagarlos, pero es una situación que ayudaría a que los motociclistas tomen conciencia de que el costo del casco es proporcional al valor de su vida y no solo una forma de evadir un comparendo.

¿Cuánto costarían los cascos?

Si hablamos de números, Germán Acevedo, director del Centro de Innovación para motociclistas, dice que para certificar un casco bajo la norma europea (ECE 22.05) se deben realizar ensayos a través de unas entidades llamadas Organismo notificado, de las cuales no hay sucursales en Latinoamérica. La certificación de una talla (o tamaño de coraza) de cada casco cuesta 18.000 euros, unos 63 millones de pesos.

Estos valores son ratificados por Cascos Lar, quienes comentan que bajo la nueva norma “si el producto es importado, tendríamos que traer las muestras a ensayar, lo que costaría aproximadamente $3.000.000. Los ensayos y certificación del casco pueden oscilar entre los $9.000.000 y $63.000.000, y la resolución está pidiendo una certificación adicional de los visores, que no es obligatoria en ningún otro país, que podría costar también $63.000.000”.

A raíz de esto el precio final del casco tendría que subir considerablemente en detrimento de la baja capacidad adquisitiva del motociclista colombiano promedio, quien se acostumbró a pagar precios irrisorios por cascos cuya única labor es evitarle el respectivo comparendo.

Bajo las cuentas de Cascos Lar, el precio final de sus productos podría ser “el doble o más”, mientras que el Ministerio de Transporte asegura que “con la nueva reglamentación se conoce que se podrán conseguir cascos que cumplan con la normatividad a partir de $180.000 y $200.000”.

Noticias recomendadas

Más noticias

Actualización para el Fiat 500X 2018

Ofrecerá nuevos colores de carrocería y un renovado sistema de infotenimiento de serie con pantalla táctil de siete pulgadas. Retoques.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.