Cesvi determinó los costos de reparación de 5 sedanes del segmento medio del mercado

La compañía hizo la revisión de las piezas mecánicas y de chasís de cinco automóviles que se encuentran en la franja de los 40 a 45 millones de pesos. El más económico resultó ser el MG 350.

Redacción Motor

08:33 p.m. 22 de abril del 2013

Como ya es costumbre, el Centro de Experimentación Vial (Cesvi), hizo la revisión de los costos de reparabilidad de los principales repuestos mecánicos y elementos de la carrocería que demandaron cinco vehículos tipo sedán, luego de afrontar un choque simple que implique daños en estas piezas.

Los costos de reparación de este estudio oscilaron entre los 8 y 12 millones de pesos para estos automóviles, cuyos precios en el mercado nacional, actualizados a febrero de 2013, ocupan la franja entre los 40 y los 45 millones de pesos.

El grueso de las facturas por estas reparaciones estuvo en su mayoría en la estructura delantera y trasera de estos vehículos, que dependiendo del modelo fueron más o menos costosos que otros. Según la muestra, el vehículo más económico de reparar resultó ser el MG 350 con motor de 1.5 litros, ya que por su arreglo total hubo que pagar 8.6 millones de pesos, un valor que estuvo en un 23,1 por ciento por debajo del promedio del análisis.

La razón de su economía se debe a que tres de los cuatro campos estudiados como son las secciones delantera y trasera y las piezas mecánicas fueron las de más bajo costo de la muestra, y el único repuesto de más alto valor que presentó fue el capó, por el que se facturó 1.064.794 pesos. También tuvo una sección central con bajos costos pero no alcanzó a ser la más económica, que esta vez le correspondió al Mazda 3.

En la segunda posición se ubicó el Renault Fluence que tuvo un costo total de reparación de casi 11 millones de pesos, y registró tres repuestos dentro de los más económicos del estudio y sólo uno, el espejo lateral izquierdo entre los más costosos.

La tercera casilla fue para el Hyundai i25 de 1.6 litros que se convirtió en el carro con la sección trasera más cara de reparar, con un costo cercano a los cuatro millones de pesos. Cuatro de sus piezas fueron las más caras, entre ellas el marco frontal, la puerta trasera, el costado izquierdo y el stop. Su repuesto más económico fue la persiana y el total de la reparación se tasó en un poco más de 12 millones de pesos.

En la cuarta posición se encuentra el Mazda 3 de 1.6 litros con un valor total de 12.129.137 millones de pesos. Presentó 7 repuestos como los más costosos, lo que produjo que fuera el carro con la sección delantera y con las partes mecánicas de factura más elevadas dentro de la muestra, entre estos están la farola izquierda, el paragolpes delantero, la tapa del baúl, el paragolpes trasero, el condensador del aire, el radiador y la tijera delantera inferior izquierda. Salvó su promedio el tener 6 elementos entre los de menor valor del listado.

Por su parte, el vehículo más costoso de reparar fue el Nissan Versa automático de 1.6 litros, por cuyo arreglo hay que cancelar una factura de 12.261.228 pesos por tener 10 de los repuestos de mayor valor. La reparación de la estructura central fue la más cara del estudio y también tuvo cuatro elementos dentro de los más económicos.

DATO:
La pieza más cara del estudio fue el costado izquierdo de la parte de atrás del Hyundai i25, y la más económica resultó ser el vidrio de la puerta trasera izquierda del Mazda 3.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.