Los cien años de la ‘scooter’. Exhibición

En Barcelona (España), se inauguró el pasado 16 de marzo la muestra ‘‘Scooters’, un siglo de moto urbana’’.

Redacción Vehículos

03:36 p.m. 01 de abril del 2016
Autoped

Autoped, usado por la oficina de correos.

Hace cien años, por allá en 1916, empezó a rodar por las calles de Nueva York el Autoped, un novedoso aparato utilizado en ese entonces por la U.S. Post Office y otras dependencias, que con el correr de los años marcaría un hito en el transporte urbano y la movilidad personal en todo el mundo.

El Autoped era más parecido a una ‘patineta’, fabricado por la Compañía Autoped en Long Island City entre 1916 y 1920. En 1920, los ingleses fabricaron el Unibus, que es lo más cercano al scooter que conocemos hoy con carrocería y motor, y que es considerada por su diseño como la precursora de estos nobles vehículos.

Unibus

Unibus

En Barcelona (España), una ciudad con un apego especial por ellas (allí ruedan unas 300.000), se inauguró el pasado 16 de marzo la muestra temporal “Scooters, un siglo de moto urbana” en el Museo Moto Barcelona, que se podrá visitar hasta marzo de 2017.

En la muestra, de unos 30 ejemplares, se destacan el ABC Skotamota de 1920, el Brockhouse Corgi de 1944 y la Honda Super Cub, que ostenta el honroso título de ser la scooter más vendida de la historia, con 90 millones de unidades producidas.

También están las míticas Vespa y Lambretta, que ocupan un lugar especial en el museo, ya que gracias a sus prestaciones la scooter se convirtió en un fenómeno mundial. Y está el KTM Mirabell de 1957, cedido al museo por la marca austríaca.

La scooter nació en los años veinte del siglo pasado y se popularizó en los años cincuenta. Durante las dos guerras mundiales fueron fundamentales para los ejércitos por la facilidad de transportarlas, pero a partir de los años de la posguerra (1945-1947) los fabricantes alcanzaron altas producciones y las scooter se volvieron un vehículo más accesible para la gente.

Estos años marcaron las bases de los modelos actuales. La scooter además revolucionó el concepto de motocicleta como una versión urbana y utilitaria de la misma, a tal punto que hoy sigue siendo una de las mejores soluciones a los problemas de tráfico en las grandes ciudades.

KTM Mirabell de 1957

KTM Mirabell de 1957

La evolución

El Autoped era una scooter de motor de 155 cm3 de cuatro tiempos, con tracción delantera; llevaba ruedas de 10 pulgadas, el conductor iba de pie y los mandos estaban en el manillar, incluido el embrague y frenos. La columna de dirección era plegable para llevarlo a cualquier parte con facilidad.

Esto, sumado a su mecánica sencilla y las reducidas dimensiones, llevaron al Autoped a ser de gran utilidad militar. Tras la Segunda Guerra Mundial se crearon otros modelos básicos y robustos que podían lanzarse con paracaídas. Surgieron el italiano Volúgrafo, los americanos Cushman y Cooper y el británico Corgi, que luego inspiraron las scooters modernas.

Volúgrafo

Volúgrafo

La palabra scooter traduce ‘patineta’ en alusión a la plataforma donde se ponen los pies, que marca la diferencia con las demás motos pues la posición de manejo, la comodidad, la capacidad de carga y la sensación de protección son un plus al comprarlas. De eso dan cuenta las icónicas Vespa y Lambretta (símbolos italianos), un punto muy fuerte de referencia en la movilidad y el transporte en las capitales europeas.

Poco después, hacia los años 70, habría una nueva evolución con la incursión de las marcas japonesas (Honda, Yamaha, Suzuki, Kawasaki). Honda, con su Super Cub de 49 cm3 de 1971, ostenta el título de la moto de mayor producción a nivel mundial, en sus dos versiones de 50 y 110 cm3. En Colombia vimos versiones de 70 y 90 cm3 de cuatro tiempos.

Con los años la scooter se afianzó más. Luego de trasegar en las marcas ‘populares’, su nobleza y versatilidad empezó a tener el sello de grandes fabricantes como MV Agusta y BMW, más preferidas por los apasionados a la velocidad y la aventura, a tal punto que la marca alemana le dio vida a las maxi scooter. Y por último, de los cambios y mandos en el manillar, llegamos a las scooter eléctricas.

Honda Super Cub

Honda Super Cub

La ‘scooter’ en Colombia

La ‘scooter’ no ha sido ajena a Colombia. Muy querida fue la marca Lambretta, de origen italiano, fabricadas por Innocenti, y más conocidas como motonetas. En 1954 Auteco adquirió los derechos de ensamble y venta de la marca, y por esa época también se vieron las Vespa.

En los 70, las marcas japonesas se toman el mercado colombiano, especialmente Honda con su Super Cub de 70 y 90 cm3. Más adelante, en los 80, vendrían ‘scooters’ que dejaron huella en Colombia como las Honda Lead, la Suzuki FZ de 50 cm3, la Yamaha Chappy o la BWS, también de Yamaha, que inició el camino de las ‘scooter’ con diseño más futurista.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.