Así se comporta el mercado nacional de motocicletas

El mercado vive una aceleración constante, la demanda de motos aumentó en un 70 por ciento durante este año.

Redacción Motor

10:20 p.m. 14 de marzo del 2011

El desempleo, el costo de la gasolina, la medida de Pico y Placa, los trancones y las deficiencias del transporte público son factores que contribuyen para que cada día se vendan más motos.

¿Imposible negar que el rugir del motor provoca una descarga fuerte de adrenalina; la libertad y el poder son sensaciones profundas que, incluso, pueden estar ligadas con la infancia¿, dice Francisco Celis, un periodista que conduce una moto de 250 c.c. para ir a la oficina.

¿Es como cuando me montaba en mi caballito de madera. Uno va de un lugar a otro, gracias a que la motocicleta ofrece movilidad, es ágil, flexible, más urbana, contamina menos y el gasto de combustible es bastante menor al de cualquier automóvil; además es muy práctica¿, agrega.

A las sensaciones, los beneficios y el placer que ofrecen estos aparatos se suman fenómenos sociales de grandes proporciones que, hoy por hoy, contribuyen a aumentar su demanda: el desempleo es uno de ellos.

En los últimos 10 meses, en muchas ciudades y poblaciones pequeñas del país, el número de moto taxis se ha incrementado de manera importante; de ahí que existen varias entidades preocupadas por legalizar esta actividad, común en otros países de Latinoamérica.

Leonor Loaiza, gerente de mercadeo de Fanalca Honda, opina que la reposición del parque de motocicletas también ha contribuido a aumentar la oferta y la demanda, luego del fuerte bajón que se dio entre los años 1998 y 2001, cuando el sector pasó de vender 150.000 unidades a 50.000.

¿Es lógico ¿dice Loaiza¿ que los propietarios de motocicletas con cinco o más años de uso las quieran ya cambiar por otras más potentes, modernas, provistas con mejor diseño y tecnología.

¿Además, cinco años es un periodo que, de por sí, está por encima del promedio mundial, que normalmente se ubica entre tres y cuatro años de uso en poder de un solo propietario¿.

Y si a lo anterior se le agrega el costo de la gasolina, los trancones, las limitaciones de la infraestructura vial, las deficiencias en los sistemas tradicionales de transporte, la dificultad de conseguir parqueaderos (o el costo de los mismos) y la medida de Pico y Placa, claramente se ve por qué muchos encontraron en las motos una alternativa novedosa e inteligente para movilizarse dentro de la ciudad.

De ahí que cada día sean más los que de lunes a viernes dejan el carro en la casa para utilizarlo únicamente los fines de semana, eso cuando no lo reemplazan definitivamente por uno de estos aparatos.

¿Incómodas y peligrosas?

¿Cuando el conductor no cumple las reglas, una moto es extremadamente peligrosa; peligrosa de muerte, no de un simple raspón, pues una caída a cierta velocidad puede generar que el pavimento se coma la piel, la carne¿, opina Celis.

Ahora bien, la lluvia en Bogotá resulta incomoda ante la posibilidad de que la moto pueda patinar, y el motociclista corre el riesgo de que otros conductores pasen y lo mojen. Pero si utiliza impermeable, botas y lleva puesto el casco, el agua no se siente.

Algunas personas piensan que ese tipo de atuendos equivalen a llevar puesto un disfraz, pero para Celis estas son prendas creadas para su seguridad. Incluso cuenta que al bajarse de la moto se siente como en una película de James Bond: ¿Él sale del fondo del mar, se quita el traje de buzo y debajo lleva puesto un smocking; a mí me pasa algo similar¿¿, ¿dice¿.


Las motos en cifras

Hasta agosto de este año, el mercado de las motos registra un crecimiento superior al 70 por ciento con respecto al 2003, cuando las ventas anuales alcanzaron las 85 mil unidades.

Así mismo, los representantes del sector coinciden cuando afirman que este año el mercado doméstico de motocicletas superará las 135 mil unidades, lo que en cifras equivale a un crecimiento del 50 por ciento.

También calculan, desde ya, que Honda cerrará el año con 30 mil unidades puestas en el mercado nacional; Yamaha, con 40 mil;  Suzuki, con 39 mil; Kawasaki, con 15.000; y marcas como Harley Davidson, United UM Motors y Ducati, entre otras, sumaran 28.000 unidades, aproximadamente.

¿Cuál es la preferida?

Muchas variables inciden en el tipo de motocicleta que más utilizan los colombianos. Entre ellas están: el clima, la topografía de la zona, el uso o destinación (trabajo, transporte o deporte) y, en algunos casos, las regulaciones que restringen la circulación de motocicletas con parrilleros o de cilindrajes superiores a 125 c.c.

En Bogotá, por ejemplo, la mayor demanda se concentra en las  motocicletas tipo Sport, como son la ECO 100, la CG125 y la CBZ160 de Honda; la AX100 y AX115 de Suzuki, la RX100 y RX115 de Yamaha.

A esta preferencia, les siguen las Scooter, las cuales han conseguido un gran número de adeptos, gracias a su facilidad de manejo, a sus colores y al atractivo diseño, que sin duda atrae a los más jóvenes, así como también a las mujeres.

En ciudades como Cali, Cartagena o Barranquilla también existe una gran demanda por las motocicletas tipo CUB, muy parecidas por su diseño a las Scooter.

Categorías

Scooters es una palabra inglesa cuyo significado es patineta. Pero scoot significa escabullirse, largarse, correr precipitadamente.
Entonces, podemos decir que estas motos son vehículos ágiles y veloces, que permiten una posición de manejo muy cómoda.
Aunque en el mercado existen algunas excepciones, éstas son de transmisión automática; además, el motor juega el papel de tijera, por lo cual no son motocicletas aptas para transitar por vías en muy mal estado.

Business es otra importante categoría. La traducción al español de esta palabra significa negocios pues, en un principio, estos aparatos tenían como público objetivo hombres y mujeres de negocios que necesitaban movilizarse permanentemente por la ciudad.

También son conocidas como Mopeds, Underbone o Ciclomotores. Sus mayores dotes están en su diseño. Además, son livianas, pequeñas y su transmisión es semiautomática, es decir, no tienen embrague manual.

En Colombia, el perfil de los usuarios de este tipo de motos es muy amplio, ya que en ellas se montan adolescentes, así como también personas de edad y de diferentes ocupaciones que las utilizan como medio de transporte cotidiano.

La categoría Street o motos de calle tipo sport se caracterizan porque el guardafango está muy pegado a las llantas, aunque en general tienen buen recorrido en los amortiguadores, lo que las hace ideales para las ciudades.

La mayoría de estas motos son de doble amortiguador atrás. Además son muy veloces y cómodas. Sus llantas están diseñadas especialmente para rodar sobre pavimento o carretera sin muchos altibajos.

Las On-Off (dentro y fuera) son motocicletas que pueden transitar ¿eficientemente¿ tanto en las carreteras pavimentadas como destapadas; es por esto que vienen equipadas con farolas, direccionales, tacómetro, velocímetro y pito, entre otros.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.