La conducción autónoma convertiría a los vehículos en armas letales: FBI

En un artículo publicado por el diario estadounidense The Guardian, se dice que la institución alerta sobre la posibilidad, la más oscura de todas, de que este avance se vuelva contra nosotros.

Redacción Motor

07:30 p.m. 05 de agosto del 2014

Justo cuando ya casi el 50 por ciento de los fabricantes en el mundo están trabajando en proveer de la conducción autónoma a sus vehículos, incluido el buscador Google, o por lo menos anular los posibles errores humanos frente al volante en lo que se supone el avance en seguridad vial más importante de la década, llega el FBI a 'aguar la fiesta'.

En un artículo publicado en el diario estadounidense The Guardian, el buró federal además de reconocer sus bondades advierte sobre la posibilidad de que la conducción autónoma pueda convertir a un vehículo en un arma letal. Lo malo es que a los que realizaron ese reporte interno que publicó el diario, no les falta razón.

Y es que como lo demostraron hace poco en China, en donde pudieron 'hackear' el computador del deportivo eléctrico Model S de Tesla, cada vez los automóviles modernos son susceptibles de 'caer' víctimas de virus y de programas que dejan sin control a sus dueños mientras le entregan el dominio de funciones como los seguros, la navegación, el sistema de sonido y más a terceros.

Pues esto mismo es lo que argumentaron los investigadores del FBI que dicen que el sistema de conducción autónoma es vulnerable a un ataque cibernético de forma masiva o a modificaciones que conviertan el carro en un arma letal y casi imparable.

De hecho, el informe escrito por los agentes del Grupo de Asuntos Estratégicos en la Dirección de Inteligencia del FBI señala que existe la posibilidad de que un vehículo autónomo le sirva a un delincuente a huir de una persecución mientras puede disparar con total libertad, ya que no necesita estar al mando del volante ni vigilar la carretera.

En una visión más apocalíptica, los investigadores aseguran que estos sistemas de conducción y manejo automático de los vehículos puede ser usado incluso hasta por terroristas, como armas de destrucción masiva, al cargar con explosivos a un vehículo, hacerle transitar por un recorrido determinado y libre de policías, gracias al uso del GPS, y llegar hasta un objetivo contra el que estrellarse.Y ya en una visión, que parece sacada de los libros de Stephen King, una inteligencia artificial haría que los carros en las calles, en un futuro controlado por la conducción autónoma, pudiera volverse en contra de la misma humanidad.

Claro, para poner las 'llantas en el pavimento' en este caso, también se dice en el informe que en la actualidad la conducción autónoma tiene un límite de velocidad para circular en las vías por lo cual no se darían estas persecuciones a no ser de que se modifique el sistema, y que por la misma configuración del manejo automático, la mayoría de carros delatarían su posición en cualquier punto, por lo que sería imposible 'esconderse'.

Pueda que el informe sea más alarmista que realista para como en la actualidad se configura este tipo de conducción pero cuando se está a menos de 7 años de que el Congreso de Estados Unidos de ese país apruebe la aparición de estos sistemas en sus carreteras el FBI podrá decir que, en caso de cualquier problema, lo advirtió primero.

DATO
La conducción autónoma anularía los errores de conducción y distracciones que son la causa del 80 por ciento de los accidentes automovilísticos.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.