¿Se convierte la motocicleta en un elemento clave para una movilidad urbana sostenible?

Cerca de 4,5 millones de colombianos usan la motocicleta a diario para transportarse. Ahorro en gasolina, tiempo, costos y menos contaminación, principales motivos para adquirir este vehículo.

Redacción Motor

09:31 p.m. 19 de abril del 2012

El aumento en la población (7 mil millones de habitantes en el mundo) ha ocasionado una gran crisis en los sistemas de transporte en las grandes ciudades.

En esta urgencia de adoptar medidas y nuevas formas de movilidad, "la motocicleta ha emergido como una excelente opción por factores como el ahorro en tiempo y restricciones vehiculares como el pico y placa, convirtiéndose en una alternativa eficiente de transporte que puede ayudar a mejorar la vida si se maneja con responsabilidad", dijo Jaime Monroy, gerente de gestión de clientes y mercadeo de Detektor, multinacional líder en soluciones de seguridad, monitoreo y localización.

En Colombia, circulan 3,2 millones de motos que ayudan al desplazamiento de 4, 5 millones de personas a sus lugares de estudio o trabajo, según cifras de la ANDI.

Y es que el alto costo de la gasolina  (que ya superó la barrera de los $9.000 pesos), impuestos de vehículo,  y del pasaje de sistemas de transporte masivo como Transmilenio (cuyo costo es de $1.750) han llevado a que muchos colombianos se 'bajen' del carro, para comprar una moto.

"La gente ve grandes falencias en el sistema de transporte masivo, monopolios, aumento constante en el precio de los combustibles, y a eso hay que sumarle que no hay vías por donde circular en carro debido a las congestiones y el pésimo estado de las vías", dijo José Manuel Garzón, director de Motoclubes de Cundinamarca y Bogotá, una de las principales asociaciones de motociclistas de la región.

Mayor provecho del espacio público gracias a sus reducidas dimensiones y tamaño; versatilidad a la hora de enfrentar trancones; menos emisión de CO2, mantenimiento y repuestos más baratos, un ahorro de 20 horas al mes en el tiempo de desplazamiento; y menos deterioro de la malla vial por su peso liviano; son sólo algunas de las ventajas que convierten a la motocicleta en un elemento clave para una movilidad urbana sostenible.

Ventajas que sin duda han repercutido en la decisión de compra de los colombianos, puesto que según el más reciente informe de la DIAN en el 2011 se vendieron en el país 530.304 unidades, registrando un crecimiento del 34,8 por ciento, comparado con el año anterior, y de las cuales el 96 por ciento son ensambladas en territorio nacional.

Una tendencia que ha llamado la atención es el auge del fenómeno del motociclismo en las mujeres. De acuerdo con el Sexto Estudio Socio Demográfico de los usuarios de motos en Colombia realizado por el Comité de Ensambladoras Japonesas, el porcentaje de compradoras fue del 22 por ciento, debido en gran parte a los desarrollos tecnológicos en la fabricación de modelos adecuados a las necesidades del público femenino.

Motos, dinamizadoras de la economía en Colombia

La alta accidentalidad por cuenta de las imprudencias de algunos es el gran lunar del gremio, que argumenta ser discriminado en las calles.

No obstante, además de la movilidad, las personas que compran una motocicleta lo hacen para mejorar sus ingresos en actividades como mensajería, domicilios, e incluso el mototaxismo.

Precisamente, las labores correspondientes a la mensajería son ejercidas por 800.000 personas aproximadamente, siendo las empresas de logística las más beneficiadas con el uso de la motocicleta, pero también las que mayor riesgo corren por cuenta de la inseguridad.

Para solucionar impases en la gestión empresarial existen soluciones tecnológicas de control, telemetría y localización que le ayudarán a administrar y vigilar su flota de motos.

Empresarios del sector e incluso los independientes podrán encontrar en soluciones como Detektor GPS una manera fácil de monitorear sus motocicletas en tiempo real, para analizar procesos y obtener mayor eficiencia logística, lo cual permite reducir costos y ahorrar en insumos.

Igualmente, las motos se convierten en una herramienta para que mecánicos, profesores, médicos y enfermeras se desplacen por la ciudad fácilmente en las visitas a clientes, ahorrando tiempo y dinero, y por ende, aumentando su nivel de vida.

El estudio sociodemográfico citado con anterioridad, revela que el 93 por ciento de las motos son utilizadas como medio de transporte y de trabajo en personas pertenecientes a los estratos 1, 2, y 3.

Además, señala que en toda la cadena de producción, comercialización y mantenimiento, generan cerca de 1,3 millones de empleos directos e indirectos, el 6,5 por ciento del empleo total en Colombia.

Citando cifras del DANE, un reciente estudio de la DIAN agrega que los costos en la industria para la creación de un empleo son menores, ya que con una motocicleta se necesitan menos de $4 millones, mientras que en otros sectores "promedia más de $121 millones activos industriales/número de empleos generados".

"A pesar de la estigmatización de los motociclistas en las vías, es evidente la importancia que tienen en el crecimiento de la economía del país, por eso el Gobierno y el sector privado están llamados a trabajar para regular la actividad", agregó Monroy.

Por lo tanto, se necesitan políticas públicas para promover el uso y crecimiento responsable del motociclismo en Colombia como elemento clave en la movilidad urbana, y que puede ser de gran ayuda a ciudades tan congestionadas como Bogotá, cuyo plan de movilidad se estima en 8,6 billones de pesos.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.