Los cuatro aros que representan a Audi cumplieron 80 años desde su creación

El actual símbolo de la marca alemana Audi se creó con la fusión de las compañías Audi, DKW, Horch y Wanderer el 29 de junio de 1932, y desde 1985 la marca decidió cambiarlo a Audi AG.

Redacción Motor

04:36 p.m. 04 de julio del 2012

El pasado 29 de junio se celebraron los primeros 80 años de servicio de Auto Union AG, una asociación que en 1932 condujo a la fusión de cuatro grandes del automovilismo de la época como eran Audi, DKW, Horch y Wanderer y que actualmente se conoce con el nombre de Audi AG.

Pero dentro de todos esos años, existieron cambios de nombre a lo largo de la historia hasta llegar al nombre que hoy en día conocemos de la marca alemana. Primero, en 1949 se creó Auto Union GmbH, 20 años después se fusionó con NSU y dio origen a la compañía Audi NSU Auto Union AG, y luego, en 1985 fue nuevamente modificada al razón social con el nombre que hasta la fecha se conoce como AUDI AG.

A finales de los años treinta del siglo pasado, uno de cada cuatro autos que se producía en Alemania llevaba el anagrama de los cuatro aros. Era el emblema de Auto Union AG, la compañía automovilística formada por la fusión de estas cuatro empresas que tenían su sede en Sajonia.

Para evitar la competencia dentro del nuevo grupo automovilístico, a cada una de las cuatro marcas, cuyos nombres se conservaron, le fue asignado un segmento específico del mercado.

Así, DKW siguió con su especialidad, fabricando motocicletas y autos pequeños de tracción delantera.

Wanderer, que ya utilizaba en sus modelos un nuevo motor de árbol de levas en cabeza con el bloque de cilindros realizado en aleación ligera diseñado por el Ferdinand Porsche, se encargó de los vehículos populares del segmento medio, para los cuales se desarrollarían nuevos y modernos esquemas de suspensión y variantes de carrocería.

Horch, cuya reputación por construir automóviles exclusivos se remontaba a varias décadas, se encargó de la parte más alta de la gama: en 1937, su cuota de mercado superaba el 50 por ciento en la categoría de motores de más de 4 litros.

Por su parte, bajo la nueva identidad corporativa de Auto Union AG, Audi desarrolló modelos de tamaño medio caracterizados por su concepción innovadora, y por la aplicación de lo último en tecnología.

De esta manera, Auto Union AG, con sede en Chemnitz, llegó a convertirse en el segundo mayor fabricante de vehículos de Alemania, pues sus incrementaron en ventas y en número de trabajadores que llegaron a los 23 mil.

Tras el final de la Segunda Guerra Mundial, las plantas de producción de Auto Union AG fueron expropiadas y desmanteladas por las fuerzas de ocupación soviéticas, y una parte de los altos directivos de la compañía se trasladaron a Baviera, donde en 1949 fundaron Auto Union GmbH, precursora de lo que hoy en día es AUDI AG.

Se aseguró así la continuidad de la tradición automovilística que simbolizaba el emblema de los cuatro aros, un emblema que permaneció tras la fusión en 1969 de Auto Union GmbH y NSU, para dar origen a Audi NSU Auto Union AG.

Desde 1977, año en el que salió de la cadena de producción el último vehículo NSU, la compañía se dedico exclusivamente a fabricar automóviles Audi.

Esta compañía fue renombrada en 1985 como AUDI AG, trasladando de nuevo su sede a Ingolstadt. Y, aunque a mediados de los años 80 surgieron distintas variaciones de aquel eslogan que aparecía en todos los catálogos de Audi NSU Auto Union AG, ninguno de ellos mejoró la versión original.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.