Retro: Datsun 240Z, deportivo oriental

A mediados de los años 60 la industria automotriz japonesa tomaba vuelo y uno de los segmentos en que vieron oportunidad fue en el de los deportivos.

Redacción Vehículos

03:32 p.m. 03 de marzo del 2016
Datsun 240 Z

Datsun 240 Z

Fue así como un grupo liderado por Yutaka Katayama, presidente Nissan Motors USA, comenzó a desarrollar la entrada de la marca a dicho segmento.

Gracias al amplio portafolio de Nissan el nuevo proyecto, que se convertiría en el 240 Z y estaría encaminado principalmente a los mercados occidentales, solo requirió el desarrollo de un sistema de dirección (que sería de cremallera), un eje trasero (que al igual que el delantero incorporó suspensión independiente) y la carrocería, cuyo diseño corrió por cuenta de Albrecht von Goertz, diseñador del hermoso BMW 507.

Bajo el largo capó se acomodó un motor de seis cilindros en línea, 2.393 cm3 y 150 caballos de potencia, acoplado a una transmisión manual de cuatro o cinco marchas. Los frenos, de disco adelante y tambor atrás, detenían los 1.045 kg de este auto de 4.13 metros de largo, 1.63 de ancho y 1.28 de alto.

Su interior exhibía una cabina de dos puestos y un diseño con un enfoque claramente deportivo, denotado especialmente por la posición de manejo. Esto último, por fortuna, se complementó con la conducción misma, resaltada en su época por una rapidez y agilidad que lo ponían a la par con deportivos europeos de mayor estirpe y precio.

Datsun 240 Z

Datsun 240 Z

De hecho esto fue una de las claves de su éxito, pues los 3.526 dólares que costaba en 1970 en Estados Unidos lo ponían no solo por debajo de los casi 3.800 dólares que podían llegar a costar los Mustang más equipados, sino de los 6.595 dólares de un Porsche 911T.

En la publicidad de la época, Distribuidora Nissan S.A., que se había constituido en 1963 como representante oficial de Nissan en Colombia, anunciaba la posibilidad de adquirir el 240Z por pedido “para entrega local o importación directa”.

Datsun 240 Z

Datsun 240 Z

Gracias a esta labor, entre 1970 y 1974, año en que fue reemplazado por el 260Z, llegaron algunas unidades de este modelo a nuestro país, aunque más recientemente se han importado otros tantos.

A nivel mundial los deportivos japoneses han comenzado a tomar cada vez más valor en los últimos años y el Datsun 240Z no ha sido ajeno al fenómeno, por lo que este podría ser un buen momento para adquirir uno antes de que sea económicamente (más) tarde.

Noticias recomendadas

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.